Mitos sobre nuestros datos bancarios

July 10, 2019

Mitos

Es tal el temor que muchos tenemos sobre la violación a la seguridad de nuestros datos bancarios, que a veces terminamos creyendo historias urbanas que tampoco ayudan en nada a mejorar nuestra protección bancaria.



Estos son tres de los mitos que más he escuchado entre familiares y amigos en los últimos meses, cada que alguien pone sobre la mesa temas como clonación de tarjetas o suplantación de identidad.



La seguridad es obligación del banco



FALSO: Si bien las entidades financieras están obligadas por ley a garantizar la protección de los recursos de sus usuarios, también es un hecho que se trata de una responsabilidad compartida.



Por ejemplo, a diferencia de las tarjetas de crédito, en el caso de las de débito no existe una norma que al día de hoy obligue a los bancos a hacerte la devolución de dinero en caso de clonación, a menos que hayas contratado algún seguro contra este fraude.



Si tu tarjeta de débito es clonada, las instituciones financieras están obligadas a devolverte los cargos que no reconozcas, siempre y cuando: 1) lo reportes dentro de los 90 días naturales siguientes a la fecha en que se hayan realizado, 2) tu tarjeta no sea de chip y 3) el banco no compruebe que la transacción se autorizó a través de los sistemas Verified by Visa o MasterCard SecureCode.



Otro lamentable ejemplo es que si eres víctima de una llamada fraudulenta en la que con engaños te convenzan de proporcionar tu información sensible como contraseñas de seguridad, la posibilidad de que el banco se responsabilice del dinero que puedas perder también es mínima.



Algunas medidas de seguridad que son responsabilidad del usuario es no realizar compras o transferencias electrónicas en computadoras de uso público, o en sitios que no cuenten con el protocolo de seguridad y un candado cerrado en la barra de direcciones.



No responder ningún correo sospechoso o mensajes de remitentes desconocidos que digan, por ejemplo, que se ganó un increíble premio, viaje o sorteo.

No dar tus datos personales aún cuando te aseguren por teléfono que se están comunicando contigo del banco.



Sin tu firma nadie puede comprar con tu tarjeta



FALSO: El aumento de robo de identidad ha aumentado muchísimo en los últimos años debido a que las personas no somos del todo cuidadosas con nuestros datos bancarios y los delincuentes hacen uso de ellos para sacar créditos en tiendas departamentales o instituciones financieras.



Con que alguien cuente con los números de tu tarjeta, su fecha de vencimiento y los números de seguridad que vienen en la parte trasera del plástico (junto a la firma) es suficiente para hacer cualquier transacción vía online.



De hecho tampoco son pocas las personas que jamás firman sus tarjetas y se arrepienten de ello cuando las pierden y alguien más la encuentra.



No perder de vista nunca tu plástico, así como hacer compras online únicamente en sitios seguros y en tu computadora personal son algunas estrategias para mantener seguro tu dinero.



No debes proporcionar nunca tu número de cuenta



FALSO: La realidad es que si solamente proporcionas tu número de cuenta no pasa nada, ni siquiera se pueden domiciliar cargos a la cuenta porque este tipo de servicios se contratan directamente con el banco y siempre te pedirán identificación oficial.



De lo que sí debes asegurarte es de nunca proporcionar tus contraseñas de cajeros o de seguridad, así como de destruir cualquier documento que tenga información personal o financiera y que pudiera vivir en el buzón de tu casa.



Una buena estrategia de seguridad es suscribirte a los servicios de alertas bancarias telefónicas, las cuales te avisarán de cuando alguna de tus cuentas registra un cargo o movimiento.



Fuente: Condusef, El Economista


Notas Relacionadas

películas inversión Películas para inversionistas: par...
Juan Carlos González Díaz
En esta segunda entrega, queremos continuar compartiendo al... leer más
Película financiera Películas para inversionistas: par...
Juan Carlos González Díaz
 Margin call (El precio de la codicia)Para ver esta pe... leer más