Cajas de ahorro empresariales, ¿buena opción para invertir?

July 8, 2019

Cajas de ahorro

 Las cajas de ahorro empresariales funcionan con aportaciones de los propios trabajadores, las cuales se destinan para generar un ahorro patrimonial y realizar préstamos para los integrantes de dicha caja.

La incorporación a estas cajas es voluntaria y libre, siendo el único requisito aportar una cantidad determinada del salario, mediante descuentos por nómina, las cuales están amparados por el artículo 110 de la Ley Federal de Trabajo, la cual autoriza al patrón a realizar descuentos del salario siempre que tengan por objeto la constitución y fomento del ahorro.

De hecho, algunas empresas suelen otorgar una cantidad extra como préstamo o aportación voluntaria, esto dependerá de la negociación contractual con el sindicato de trabajadores.

Una de las ventajas de ahorrar tu dinero en la Caja de Ahorro de tu empresa es que los préstamos que ahí llegaras a solicitar generalmente son a tasas menores a las del mercado. Cada Caja de Ahorro cuenta con políticas de préstamo, ahorro y liquidación diferentes, las cuales dependen de cada empresa.

Generalmente es la propia empresa quien asume la responsabilidad de hacer los descuentos de nómina, realizar la inversión de los recursos, administrar y otorgar los préstamos en su caso, sin embargo también hay quienes prefieren delegar estas responsabilidades administrativas a un tercero (Institución Financiera debidamente acreditada).

De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo, la cantidad ahorrada forma parte integral del salario de los trabajadores por lo que no es objeto de compensación, descuento, reducción, retención o embargo.

Las aportaciones que haga la empresa, para la constitución del fondo de ahorro, serán deducibles para la empresa y exentos para el trabajador, siempre que se cumplan con los requisitos siguientes.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 93 de la Ley del Impuesto sobre la Renta no pagará impuestos sobre la obtención de ingresos provenientes de fondos de ahorro establecidos en sus contratos de trabajo cuando se reúnan los requisitos de dicha ley.

No deberán ser superiores al 13% del salario del trabajador, en caso de ser superior por el excedente se pagará impuesto. 

Las aportaciones de la empresa serán igual al monto aportado por los trabajadores. 

La aportación no deberá exceder del monto equivalente a 1.3 salarios mínimos del área geográfica que corresponda al trabajador, elevado al año.

Fuentes: Secretaría del Trabajo, SURA, Amex

Notas Relacionadas

tips negocios Cinco razones por las que los negoc...
Ricardo Lorenzo Padilla
Los números no mienten. En México 8 de cada 10 empresas f... leer más
Los errores más comunes al comprar boletos de avión Los errores más comunes al comprar...
Ricardo Lorenzo Padilla
 El verano llegó y con él las ganas de escapar de nu... leer más