¿Cómo hacer que los niños aprendan finanzas personales y ahorro?

NOVIEMBRE 6, 2019

¿Cómo hacer que los niños aprendan finanzas personales y ahorro?

“La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras”. Juan Jacobo Rousseau



Existe una vieja creencia sobre los niños y el dinero. Son muchos los que aseguran que a los menores no se les debe agobiar con temas financieros, porque es asunto de grandes. ¡Totalmente falso!



Los niños son capaces de manejar bien el dinero, muchas veces mejor que los adultos, siempre y cuando tengan el ejemplo y guía de sus padres. Para los niños todo es juego, así que motivarlos es muy fácil. Ellos son perseverantes si quieren algo y les resulta emocionante ahorrar porque se toman muy en serio sus sueños (objetivos).



Los niños aprenden todo si se les enseña. Dales un regalo para toda la vida y enséñales a ahorrar.



Para que un niño aprenda de finanzas personales debe entender conceptos como el valor del dinero, la planeación y finalmente el ahorro. Estos deben compartirse de manera amable y jamás como un largo y pesado discurso, porque entonces le quitarás lo divertido.



El valor del dinero



La educación financiera empieza por explicarle a un niño el valor del dinero. Cada que tengas oportunidad háblale de tu trabajo y de lo que recibes por hacerlo. Esto es de gran utilidad para que ellos dimensionen el esfuerzo que hacen sus padres para obtener los ingresos de del hogar, y que los recursos financiero no son infinitos.



Cuando quieras comprar algo, platícaselo a tu hijo, cuéntale cuál es el precio de lo que deseas adquirir y el tiempo que te tomó reunir el dinero. Así no sólo valorará el dinero, también, todo lo que se compre con él.



Necesidades y deseos



Enseña a tus hijos que desear algo no es lo mismo que necesitarlo. Los tenis blancos que pidieron en la escuela para la clase de deportes es una necesidad, que sean de una marca en específico (porque está de moda) es un deseo. Tu hijo debe aprender que la prioridad es satisfacer las necesidades y que cumplir el deseo es un plus que no siempre podrá lograr.



Que tu hijo sepa que el hecho de que sus compañeritos tengan tablet, celular y tenis de moda no significa que él deba tenerlos. La envidia es mala consejera, enséñales a no envidiar la situación de los demás y que su felicidad no dependa de ello. Esto sólo se puede inculcar con el ejemplo.



Organizar y planear



En un pequeño tablero tu hijo puede anotar sus deseos y el costo de ellos. Anoten cuánto deben ahorrar semanal o mensualmente para alcanzar estos objetivos. Tener su planeación a la vista motivará a tu hijo a guardar dinero para cumplir con su objetivo.



Apóyalo y dale un estímulo, por ejemplo: por cada 50 pesos que ahorre, tú aportas otros 50.



También, cada vez que guarde o saque dinero de su alcancía, pídele que registre en una libreta el movimiento realizado junto con la fecha. De esta manera sabrá con exactitud de cuánto dispone para cumplir sus propósitos.



Comprar con inteligencia



Respeta las decisiones de compra de tu hijo, así le harás saber que es importante, al igual que el resto de los miembros de la familia. Sin embargo, sí es necesario que lo orientes en cuanto a sus compras. Explícale que antes de adquirir algo, debe considerar aspectos como: la calidad, duración, si requiere mantenimiento, pilas, etc.



La visita al supermercado puede ser una excelente oportunidad para mostrarle cómo se realiza un presupuesto. Hagan uno juntos y al ir de compras, pídele asegurarse que todos los artículos de la lista, estén en el carrito, y que no se haya sobrepasado la cantidad destinada a este gasto. Si no excedieron el límite, incluso podrían comprarse algún antojo.



¡No los aburras!



Para que las finanzas personales no sean algo tedioso ni aburrido, lo mejor es hacer uso de cuentos o materiales didácticos que te ayuden en esta importante tarea. En México, por ejemplo, existe el Museo Interactivo de Economía (MIDE) en la Ciudad de México, donde hay exposiciones interactivas para niños y adultos. ¡Te juro que es un lugar muy divertido!



Los niños son esponjas que todo absorben. Son observadores y tienden a adoptar las actitudes de los adultos que los rodean como sus papás y hermanos. La forma en que los miembros de la familia manejan el dinero y toman decisiones en conjunto, repercute en los pequeños. De ahí la importancia de inculcarles el valor del dinero, sin olvidar los valores positivos que se desenvuelven en el núcleo familiar.

Notas Relacionadas

finanzas Mujeres sobresalientes en economía y finanza
Camila Espinosa de los Monteros Valdiveso
En México menos de 5 de las mujeres ocupan lugares en las ... leer más
finanzas ¿Qué es el CAT en tus tarjetas de crédito?
Camila Espinosa de los Monteros Valdiveso
Todos los que tenemos una tarjeta de crédito o que por lo ... leer más