Intel, Corp (NASDAQ: INTC) Reportó resultados para el 2021-III: En el tercer trimestre destacó más la escasez de semiconductores. Las ventas netas de Intel totalizaron US$19,192 millones, generando un crecimiento marginal de 4.7% a/a. Un crecimiento menor al esperado por el consenso del mercado.

Las ventas se dividen principalmente en 4 grupos, las ventas del sector de computación representan el 50% de las ventas totales de Intel, alcanzaron un total de US$9,664 millones mostrando un retroceso de -1.8% a/a. Este retroceso en ventas del sector se debe a menores ventas de chips para computadoras portátiles debido al desabasto de componentes. Las bajas ventas fueron compensadas por un mayor precio promedio por producto y las ventas para computadoras de escritorio aumentaron.

Las ventas del sector de grupo de centros de datos totalizaron US$ 6,496 un crecimiento de 10% a/a, dicho incremento se debió a las ventas a compañías debido a la recuperación por la pandemia COVID-19. El sector de Internet de las cosas totalizó ventas por US$1,368 millones incremento de 50.2% respecto al año pasado. Y otras áreas totalizaron US$1,664.

El sector de Internet de las cosas fue el que mayor crecimiento mostró, sin embargo, representa únicamente el 7.1% de las ventas totales. Este sector se divide en dos áreas IOTG y Mobileye. IOTG se refiere a soluciones informáticas de alto rendimiento para aplicaciones integradas en segmentos como el comercio minorista, la industria, la sanidad y la visión. Mobileye abarca el desarrollo de la visión computarizada basada en el aprendizaje automático, el análisis de datos de localización, mapeo y tecnología de políticas de conducción para sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) y conducción autónoma.

Los costos de venta para Intel totalizaron US$8,446 millones un decrecimiento de -1.7% a/a. El margen bruto de la empresa fue de 56% manteniendo el mismo margen frente al año pasado.

Los gastos operativos se incrementaron 17.9% a/a totalizando US$5,519 millones, este incremento se debe principalmente a que los gastos de investigación y desarrollo incrementaron 16.2% a/a y estos gastos representan el 70% del total de los gastos operativos.

La utilidad operativa de Intel totalizó US$5,227 millones, incrementó 3.3% a/a. El margen operativo se incrementó 40 puntos base hasta 27.2%.

El sector con mejor margen operativo es el de computación con un margen operativo de 34.3% y representa el 63.5% de la utilidad operativa total de Intel.

El EBITDA calculado para el trimestre resultó en US$12,584 millones, mostró un decrecimiento de -3.1% a/a. El margen EBITDA se mantuvo frente al año pasado en 65.6%.

La utilidad neta totalizó US$6,823 millones un crecimiento de 59.6% a/a con un margen neto de 35.6%. Este incremento en la utilidad neta se debe principalmente a una ganancia extraordinaria sobre las inversiones de capital que generaron una ganancia de US$1,707 millones.

Realizamos una valuación por múltiplos considerando un múltiplo EV/EBITDA proyectado a 2022-IV para el sector de tecnología computacional resultando en un múltiplo de 8.6x. En el caso de Intel estamos proyectando que tendrá un múltiplo de 6.7 EV/EBITDA a 2022-IV.

Conclusión

Consideramos que unos de los principales factores que han presionado el precio de las acciones de Intel a la baja, es la competencia presentada por las empresas de semiconductores como AMD y NVIDIA que han presentado productos como tarjetas gráficas y microprocesadores de mayor calidad.

Agregado a esto, la escases de semiconductores que se ha presentado desde mediados de 2020 ha presionado el precio de los microprocesadores al alza sin embargo, la ventas de Intel se han visto marginalmente incrementadas en comparación a sus competidores.

Intel continúa siendo uno de los participantes más grandes del mercado actual. Y el nuevo director general ha mencionado que se realizarán nuevas inversiones para el crecimiento de la compañía.

Al día de hoy Intel cotiza a un múltiplo EV/EBITDA inferior al de la industria de tecnología computacional. 

Analista

Kevin Ortiz