NIKE inc. (clave de cotización: NKE:US) presentó un reporte excelente, debido al crecimiento que mostró en sus  ingresos, EBIT y Margen Ebit. 

Las ventas netas de NIKE inc. totalizaron US$12,248 millones, reportando un incremento de 16% en  comparación con los US$10,594 millones obtenidos en el 2021-IV FYI. Los ingresos de Nike se dividen en las  ganancias obtenidas en cuatro diferentes sectores del mundo, las ganancias de la marca Converse y lo que se  gana con el corporativo. De igual manera Nike está compuesto por calzado, vestimenta y equipo.

Nike había mostrado resultados negativos a inicios de pandemia debido a la falta de ventas y aperturas de  tiendas departamentales como por igual su propia tienda, NIKE Factory Store. Durante este año se ha  mostrado una recuperación en cuanto se reabrieron estas mismas. 

De igual manera al ser cancelados los eventos deportivos, los participantes buscaban seguir promoviendo las  ventas y la marca con mensajes de esperanza y de como había que cuidarnos, incluían al espectador para de  esta manera los compradores se sintieran parte del equipo y siguieran comprando. 

John Donahoe, CEO de Nike comentó que los fuertes resultados que presentaron fueron gracias a las  conexiones que mantienen con sus consumidores. De igual manera en 2021 se estrenó la película de Space Jam 2 con el basquetbolista Lebron James, de la cual el jersey principal del equipo está a la venta con la marca  Nike.

El margen bruto para este primer trimestre del año fiscal 2022 fue de 46.5% lo que obtuvo un aumento de 170  p.b. a comparación del 44.8% presentado en el 2021-IV FYI. No obstante, el margen se encuentra por debajo  de sus competidores directos, Under Armour, Adidas y más reciente Lulu Lemon que se encuentran por encima  del 50%.

En cuanto a la división global, podemos observar como las mayores ventas son por parte de Norte América, y  las de menor contribución es Asia Pacífico y Latinoamérica, esto se debe a que, en Estados Unidos, Nike tiene  el contrato de la NFL (Fútbol Americano) que consiste en que la empresa hace todos los uniformes presentes  en esta franquicia, la MLB (Baseball), la NBA (Basketball) y el uniforme de la selección nacional de Fútbol del  

mismo país.  

De igual manera hay una aportación del 5% de la marca Converse que fue adquirida por Nike en 2003 si bien  no aporta la misma cantidad que sus otros segmentos, la marca ha sido reconocida a nivel mundial siendo un  ícono del Street fashion.  

La Utilidad operativa totalizó US$2,163 millones, con un margen Operativo de 17.7% un resultado favorable  respecto a la utilidad operativa reportado por US$1,780 millones en el 2021-I. 

La empresa tiene dividendos de US$435 millones a 0.28x, 13% mayor que el año anterior. Por otro lado, El  efectivo y equivalentes y las inversiones a corto plazo fueron de US$13.7 mil millones, aproximadamente  US$4.2 miles de millones del año pasado, debido a la fuerte generación de flujo de efectivo libre, parcialmente  compensado por dividendos en efectivo y la recompra de acciones.

La empresa mantiene un ROIC de 50.7% un aumento en 190 p.b. 

Al comparar el múltiplo EV/EBITDA de Nike con respecto a las demás empresas del sector podemos ver que  está ligeramente por arriba del promedio lo que nos hace ver que está en la media del sector, con lo que se  puede tener un precio atractivo de entrada. Por otra parte, Nike es una empresa muy dependiente de sus  patrocinios y de lo que hagan dentro y fuera de sus respectivas especialidades, están sujetos a los logros que estos pudieran obtener al igual que las polémicas que pudieran crear.

En cuanto al múltiplo PU la empresa se mantiene en la mediana del sector lo que implica que la empresa no se  encuentra sobrevaluada o subvaluada, lo que nos ratifica la buena oportunidad de inversión dada sus  expectativas de crecimiento.