Una de las industrias con mayor desarrollo en China es el comercio electrónico que ha redefinido la manera en como se hacen las compras online. Es muy probable que las tendencias en el gigante asiático se repliquen en otras partes del mundo porque han sido estrategias exitosas y los números los respaldan. 

El volumen bruto de mercancías vendidas a través de comercio electrónico reportadas en 2020 considerando solamente online fue superior a los US$7 millones de millones (billones), de los cuales Alibaba reportó un récord de US$1.2 billones a través de sus plataformas Tmall que es el líder de marcas de lujo con más de 400 tiendas oficiales y compite directamente con JD.com (JD), Taobao, que es un líder masivo en China y Juhuasuan que es una plataforma que compite directamente con Pinduoduo, Inc. (PDD). 

Asimismo, BABA es la principal incubadora de influencers que se dedican a las ventas online. BABA reportó más de 7,000 influencers con ventas anuales promedio superiores a los US$1.5 millones en la plataforma. 

Asimismo, dos principales competidores de BABA reportaron esta semana: JD y PDD. 

Estas empresas actualmente están compitiendo por un mayor tiempo en sus plataformas, en un concepto de “compras como Entretenimiento” impulsadas principalmente por la explosión de videos de streaming en vivo y de tecnologías como realidad aumentada e inteligencia artificial. 

En ese sentido, la competencia es por el tiempo de permanencia en la plataforma y el consumo representa un segundo plano. Asimismo, la penetración de usuarios móviles respecto de los usuarios totales es de las más altas, mayor al 90% y la razón está en como interactúan para efectuar sus compras. 

Una de las tendencias es la inclusión del gaming en el proceso de compra. Por ejemplo, El “virtual try-on” para productos de moda, donde puedes probarte las prendas de manera virtual con alguna foto y/o las medidas exactas de tu pie respecto del calzado. 

Por ejemplo, JD en convenio con Nike, Inc. desarrollaron una herramienta de realidad aumentada para probarte el calzado de manera virtual con ello incrementaron las ventas en la tienda oficial de la plataforma reduciendo las devoluciones. Nike reportó en Junio pasado, que al cierre del año fiscal 2021, China totalizó el 20% de sus ventas. 

JD también innovó con un concepto agresivo: Crea tu propio día festivo nacional. El día de mayores ventas online, fue creado por Richard Liu (CEO y fundador) en Junio 18, para celebrar la creación de JD. Los demás retailers lo siguieron incluyendo BABA. JD reportó que durante los 18 días de junio, 236 marcas lograron ventas por RMB¥100 millones, es decir, US$15.4 millones de dólares. 

Finalmente, superan todos los conceptos de servicio con atención 24/7. Los consumidores pueden hacer videochat en cualquier hora para que les sea mostrado el producto en vivo. Esta prestación es mandatorio para todas las tiendas oficiales, por lo que el consumidor tiene comunicación directa con las marcas. 

El servicio de las entregas en la mayoría de los casos es gratis 24 horas en cualquier rincón de China y en algunos casos de abarrotes localmente pueden entregarse en menos de una hora. 

Con ello, definitivamente la industria del comercio electrónico esta siendo redefinida en China y representa el futuro en el esto del mundo. 

JD.com (clave de cotización: JD) reportó resultados para el 2021-II que superaron el consenso de mercado. Los clientes activos mensuales totalizaron 532 millones, un alza de 27% a/a. 

JD presenta un modelo de comercio electrónico muy similar a AMZN con infraestructura logística propia. 

Las ventas totalizaron US$39,309 millones, un alza de +26% a/a. la tasa anual de crecimiento compuesto en los últimos dos años fue superior al 30%, lo que supone una desaceleración. 

El costo de ventas totalizó US$34,394 millones, por lo que la utilidad bruta reportada por US$4,915 millones. El margen bruto fue de 12.5%, una contracción de 174 puntos base. 

Los gastos operativos de JD totalizaron US$4,867.6 millones, al alza 33% a/a. El costo de fullfilment representó el 47% de los gastos operativos y creció 22% a/a, no obstante, los gastos de marketing que representan el 34% de los gastos, se incrementaron 56% a/a por el mayor número de iniciativas de mercadeo digital. El 19% restante son gastos de investigación y desarrollo que se mantuvieron en un 1.5% de las ventas y gastos generales y administrativos que crecieron un 80% a/a para totalizar US$396.6 millones. 

La utilidad operativa reportada tuvo una fuerte reducción aunque consistente con las expectativas del mercado. Totalizó US$46.6 millones que compara desfavorablemente respecto de los US$778 millones reportados en el 2020-II. El EBITDA ajustado totalizó US$580.3 millones, una caída de 45.5% y el margen EBITDA se contrajo de 3.5% a 1.5% La utilidad por acción diluida non-GAAP fue de US$0.45 por arriba del consenso del mercado de US$0.41.