Al segundo trimestre de 2021, Grupo Financiero Banorte (clave de cotización: GFNORTE) reportó ingresos de  intereses netos (IIN) sin seguros y pensiones por P$17,678 millones, lo que representó una disminución de – 4.0% respecto al mismo trimestre del año anterior; debido, principalmente, a un menor volumen de ingresos  por intereses que reflejó los ajustes observados en la tasa de referencia a lo largo de 2020. 

Asimismo, los IIN de seguros y pensiones decrecieron -13.1% a/a, para totalizar P$1,971 millones. Lo  anterior, se debió en un aumento en las reservas técnicas (+310% a/a), a pesar de que los ingresos por primas  aumentaron +6.0% a/a. Con ello, los IIN (IIN sin seguros y pensiones + IIN de seguros y pensiones) totalizaron  P$19,649 millones, decreciendo -5.0% respecto a su comparativa anual

Debido a una reactivación gradual en la actividad económica del país, la cartera de crédito vigente totalizó al  cierre del trimestre P$794,544 millones, lo que se tradujo en un aumento marginal de +0.4% a/a. Este  crecimiento fue impulsado principalmente por un aumento en la cartera de consumo de +7.4% y la cartera  comercial +3.9% a/a; mientras que la cartera gubernamental y corporativa decrecieron -5.0% y -11.9% a/a,  respectivamente. 

El monto de la cartera vencida al cierre del trimestre fue de P$11,202 millones, +21.0% mayor respecto al  mismo trimestre del año anterior, impulsado por fuertes crecimientos anuales en la cartera comercial  (+75.0%), corporativa (+287%) y gubernamental (+61.7%). Con ello, el índice de morosidad (IMOR) se ubicó en  un nivel de 1.39%, lo que representó un crecimiento de +23 p.b. a/a. Es importante mencionar que ante las  quitas y castigos que se realizaron a lo largo de 2020 este indicador se vio beneficiado; previo a la pandemia, el  IMOR se ubicaba en un nivel promedio de 1.8%.

Las estimaciones preventivas para riesgos crediticios fueron de P$2,765 millones, lo que representó un  decremento de -67.3% a/a, debido a que, el mismo trimestre del año anterior, la emisora constituyó reservas  adicionales ante posibles pérdidas futuras. Estos resultados beneficiaron el costo de riesgo, que se ubicó en un  nivel de 1.4%, -288 p.b. a/a

Los ingresos no financieros se redujeron -19.8% a/a, para finalizar en P$4,739 millones, ante menores  ingresos de intermediación y una reducción en otros ingresos de la operación; parcialmente contrarrestados  por un crecimiento de +7.2% en las comisiones por servicios. 

Los gastos de administración y promoción fueron de P$10,851 millones, los cuales aumentaron +5.3% a/a,  principalmente debido a mayores gastos de personal. Con ello, el índice de eficiencia se ubicó en un nivel de  44.5% (+570 p.b. a/a).