Los ingresos de IBM en el segundo trimestre tuvieron una variación de +3.4% a/a hasta los US$18,745 millones. Esto se debe a tres razones principales: primero, Global Business Services (GBS), que representa el 23% de las ventas, aumentó un +12% interanual a US$4,341 millones. Las ventas de GBS han alcanzado el nivel prepandémico. Por la reapertura de los segmentos de viajes, transporte, automotriz e industrial.

El segundo factor en el aumento de los ingresos es el Software Cloud & Cognitive, que representa el 33% de las ventas tuvo un incremento de +6.1% a/a hasta los US$6,098 millones. Los ingresos por consultoría han aumentado en un 11% a/a debido a las asociaciones en los equipos de desarrollo con Microsoft, Salesforce, SAP, Adobe y Amazon AWS.

El tercer factor en el crecimiento de los ingresos son los Servicios Tecnológicos Globales, que representan el 34% de las ventas, subieron un +0.4% interanual a US$6,342 millones. Las ventas de software aumentaron un +2% interanual.

El costo de ventas aumentó un +3.4% a US$9,741 millones.

Por lo tanto, la utilidad bruta resultó en US$9,004 millones, una variación de +3.5% a/a. El margen bruto se expandió +2 pb a un nuevo tamaño de 48.03%. El margen bruto para el software cognitivo y en la nube se expandió en +100 pb hasta el 78.1%. El margen bruto de Global Business Services se contrajo -50pb hasta el 27.9%. El margen bruto de los Servicios Tecnológicos Globales aumentó en +110 pb hasta el 35.3%.

Los gastos de operación arrojan US$7,452 millones para el trimestre, una variación de +4.5% a/a. Los gastos de venta, generales y administrativos, que representan el 72% de los gastos operativos, tuvieron una variación de +1.6% a/a hasta los US$5,334 millones. Los gastos de investigación, desarrollo e ingeniería aumentaron en un +4.7% a/a debido a un aumento en la contratación de ingenieros de computación cuántica. También se invierten más gastos operativos en la nube híbrida y la inteligencia artificial. El desarrollo de Watson, la inteligencia artificial de IBM que utiliza computadoras cuánticas, respondió a diez millones de llamadas en la farmacia CVS con respecto a las vacunas, durante de la pandemia. La investigación, el desarrollo y la ingeniería representan el 22% de los gastos operativos.

Por lo tanto, el resultado de operación en US$1,552, tuvo una disminución de -1.2%. Esta disminución se debe a la inversión en computación cuántica, que se espera llegue al hogar común a fines de 2023. El margen operativo se contrajo en treinta y nueve pb.

La depreciación y amortización aumentaron un +0.1% interanual a US$1,680 millones.

El EBITDA resulta en US$3,232 millones, una variación de -0.5% a/a. El margen EBITDA se contrajo -69 pb.

Las ganancias por acción diluidas GAAP disminuyeron un -3% interanual a US$1.47.

Las ganancias operativas por acción aumentaron un +7% interanual a US$2.33. Este fue el objetivo de aumento de las ganancias operativas por acción realizado por IBM hace dos años.

El flujo de caja libre ajustado fue de US$3,800 millones para el primer semestre del año y se ha acumulado a US$11,000 millones para los últimos doce meses. Esto se ajusta por el impacto de US$1,200 millones de cambios estructurales, como la separación de Kyndryl (un negocio de servicios de infraestructura administrada). Se espera que la escisión con Kyndryl mejore los márgenes de beneficio y el perfil de generación de efectivo tras la separación. Un acuerdo importante con Kyndral es un contrato de US$100 millones con AT&T para brindar soporte para la centralización de sus centros de datos.

El saldo de caja al cierre de junio fue de US$8,200 millones, una disminución de US$6,000 millones a/a por una reducción de deuda de US$6,500 millones. La deuda está ahora US$18,000 millones por debajo de los niveles de mediados de 2019.

En el primer semestre se utilizaron US$3,000 millones para devolver capital a los accionistas. En el segundo trimestre, el dividendo por acción ha aumentado por vigésimo sexto año consecutivo.

El número total de clientes que tiene IBM en el segmento de negocio de la nube hybrida zona ahora más de 3,200. 200 de los cuales son usuarios de la nube híbrida. 700 de los usuarios pertenecen a la base de clientes de Red Hat.

IBM ocupó el puesto número uno en el mercado de inteligencia artificial de IDC para la cuota de mercado de 2020. La mayoría de los clientes son bancos que dependen de la resiliencia y tienen una estricta necesidad de cumplimiento y seguridad. Con clientes como Bank of America y B&P Power, IBM ha alcanzado un nuevo hito de 100 socios del ecosistema que tiene una experiencia premium que integra la nube híbrida con inteligencia artificial. Las ofertas de seguridad de IBM se emplean ahora en el 66% de las 500 empresas más grandes del mundo.

La adquisición de Red Hat de IBM ha llevado a la diversificación de su cartera y al desarrollo de un nuevo producto llamado Openshift, que incluye Apachi Kafka y gestión de API. Además, IBM adquirió Vague, que es un startup de rastreo web con sede en Europa. Esta segunda asociación impulsará las ventas y la consultoría para Global Business Services y Global Business Technology.

La adquisición de Red Had ha generado más de US$2,500 millones en firma de contratos.

Conclusión

Se espera que la inversión en la nube híbrida produzca 2.5 veces el valor agregado para los clientes en comparación con no usar la nube.

Se estima que el valor de la computación cuántica estará en el rango de cientos de miles de millones de dólares a finales de la década.

Por lo tanto, IBM está en condiciones de aprovechar globalmente la transformación digital de las empresas. Los ingresos de la nube mantienen un crecimiento de dos dígitos por tercer trimestre consecutivo.

Se espera que la guía para el tercer trimestre esté en línea con el promedio de los últimos tres trimestres.

Analistas:

Donald Adams

Alberto Carrillo