La emisora presentó resultados desfavorables correspondientes al primer trimestre de este año, incididos por un menor volumen de ventas en su división de metales preciosos y por un decremento en la producción de la industria siderúrgica nacional, que ocasionó que los niveles vendidos de ferroaleaciones se encontraran en línea con los presentados en 2020-I.

Es importante resaltar que, desde que inició la pandemia de COVID-19, no se ha normalizado la extracción de metales preciosos en la división Autlán Metallorum, lo que ha afectado de manera importante los ingresos consolidados de la Compañía. Por este motivo, los administradores de la emisora mencionaron que durante este año han estado realizando inversiones importantes para acelerar los trabajos de geología y extracción, con el objetivo de incrementar los volúmenes producidos de metales preciosos hacia 2022.

A pesar de que la producción tardará en reactivarse, consideramos que los precios de los metales preciosos continuarán elevados a lo largo de este año, lo que permitirá generar una mayor cantidad de flujos durante 2021. En el primer trimestre de 2021 se tuvo un aumento de +55.3% a/a en el precio de la plata y +13.7% a/a en el precio del oro, lo que contribuyó a que los ingresos generados por la división de Autlán Metallorum no se vieran tan rezagados.

Con respecto a las ferroaleaciones, esperamos que el plan de infraestructura a implementar en EE.UU. ocasione que la demanda por metales industriales se mantenga elevada durante 2021 y, por consiguiente, sus precios. Por esta razón, la administración informó que muy probablemente sus tres plantas se mantendrán operando a lo largo de este año, lo que generará mejores resultados tanto en el segundo como en el tercer trimestre de 2021. Esto se debe a que estiman que los niveles producidos sean similares o mayores a los del año previo y que los precios del acero se mantengan elevados al menos en los próximos dos trimestres.

Cabe destacar que, la emisora ha buscado diversificarse en los últimos años, por lo que los ingresos por ferroaleaciones representan el 75.6% del total de los ingresos de la compañía, mientras que en 2016 representaban el 86.1%. De esta manera, el desempeño favorable en una división puede compensar el desempeño desfavorable en alguna otra.

En el caso de la división Autlán EMD, esperamos que continúe presentando operaciones estables a lo largo de este año, con resultados similares a los obtenidos en 2020 tanto en ventas como en EBITDA. Además, se podrían implementar algunas sinergias con el propósito de mejorar los márgenes. En el último trimestre, esta división solo representó el 5.8% de los ingresos consolidados; sin embargo, consideramos que tiene un importante potencial de crecimiento a largo plazo.

Adicionalmente, Autlán continúa con la idea de participar en el largo plazo (5 años) en la cadena productiva de baterías de litio, sector con grandes expectativas de crecimiento gracias a los vehículos eléctricos. Actualmente parte de la inversión en la planta de España se está utilizando para poder aplicar esta tecnología.

Como resultado de la situación económica nacional presentada en 2020, la compañía se vio en la necesidad de expandir su demanda hacia el terreno internacional. No obstante, informaron que durante este año le darán prioridad al mercado nacional, siempre y cuando el precio al que se realicen las transacciones sea el adecuado, y buscarán exportar el excedente al mercado internacional con el objetivo de continuar con márgenes estables.

De este modo, esperamos que la mayor venta de volúmenes domésticos mejore la rentabilidad en el resto del año, lo que generaría que el margen EBITDA se sitúe en aproximadamente 20% para 2021.

Aproximadamente el 50% de la deuda de Autlán es de corto plazo, mientras que el otro 50% es de largo plazo, por lo que esperamos que la administración tome medidas para refinanciar la deuda de corto plazo, con el propósito de liberar flujo y poder realizar nuevas inversiones.

Para el próximo año, la emisora buscará expandir su capacidad productiva a pesar de que por el momento pueden satisfacer tanto a la demanda del mercado mexicano como a parte de la demanda internacional. Para ello buscarán contar con un nuevo horno con el objetivo de incrementar la producción de metales industriales. Lo anterior podrá aumentar ligeramente la deuda; no obstante, esperamos que el nivel de apalancamiento (Deuda Neta/ EBITDA) se sitúe alrededor de 2.0x en este año, nivel saludable para la compañía.

Conclusión

A pesar de que consideramos que los resultados presentados por Autlán en el primer trimestre de este año no fueron favorables, esperamos que muestren una recuperación en los próximos trimestres. Además, consideramos que los planes de crecimiento a largo plazo de la emisora, así como la reactivación en la producción de metales preciosos que se dará a partir del próximo año, beneficiarán en gran medida los ingresos de la compañía.

Por otra parte, el hecho de que la compañía haya podido mantener sus márgenes en una situación económica adversa, demuestra la fortaleza de la empresa. Con base en los resultados obtenidos y en nuestras perspectivas de la empresa, mantenemos nuestra recomendación de COMPRA, con un precio objetivo de P$14.00 para 2021-IV.

Finalmente, los invitamos a participar el martes 15 de junio al streaming de Punto Casa de Bolsa en el cual Autlán hablará de manera más detallada de sus fortalezas y debilidades, con el objetivo de conocer de una mejor manera a la empresa.

Analista

Sofía Rivera