NIO, Inc. reportó resultados al 2020-I. Los ingresos totales por $1,218 millones de dólares se  incrementaron 528% a/a. 

Lo anterior, se debe al fuerte incremento en entrega de unidades que totalizaron las 20,060 unidades, un  incremento superior al 400% a/a. 

Por otro lado, nuestra expectativa con la entrada del modelo ES6 y el formato de venta con batería como  servicio, BaaS, era una reducción en el precio promedio por vehículo de aproximadamente 5%. No obstante,  hubo una alza en el precio promedio por vehículo. 

El margen bruto del segmento automotriz también alcanzó un máximo histórico de 21.2%, secuencialmente  muestra una mejora superior a 300 puntos base y compara favorablemente con un margen negativo de -7.4%  en el 2020-I, dada la incapacidad de NIO de absorber costos fijos con un volumen de ventas inferior hace un año

Los gastos operativos totales por $282.4 millones de dólares, crecieron 31% a/a, por debajo de nuestros estimados

Con ello, la perdida operativa totalizó $45 millones de dólares, una mejora de 80% a/a. Asimismo, reportó EBITDA  positivo. 

NIO reportó una utilidad neta diluida por acción de US$-0.04 no considerando cargos extraordinarios o no  recurrentes (non-GAAP). Este resultado es superior al consenso de mercado de US$-0.16. 

NIO tiene una deuda negativa de -$5,472 millones de dólares, durante el trimestre. 

Se ofreció una guía para el próximo 2021-II, consistente en entregas de vehículos superiores a 21-22,000  unidades, lo que implica un crecimiento secuencial de 5-10% y es una fuerte desaceleración impactado  negativamente por la escasez de semiconductores automotrices ocasionada por la emergencia sanitaria. 

Asimismo ofreció una guía de ventas en un rango de $1,243 millones a $1,298 millones de dólares, lo que implica un crecimiento de alrededor 120% a/a y dígito medio de manera secuencial. 

Actualizamos los resultados del 2021-I a nuestro modelo de valuación por flujos descontados.