Kimberly-Clark de México, S.A.B. de C.V, reportó resultados del 2021-I. Los volúmenes retrocedieron 2%, dado un incremento de casi 6% en precio y mezcla. Las ventas por $12,109 millones de pesos tuvieron un crecimiento de 3.5% a/a.

Dicho resultado quedó por debajo de nuestros estimados en poco más de $340 millones de pesos considerando un crecimiento marginal en volúmenes. 

Los costos de venta totalizaron $7,446 millones de pesos, un incremento de 5.4% a/a por encima del observado en ingresos. Aunque las fibras importadas se mantuvieron estables en dólares, los mayores costos de gas y  electricidad impactaron negativamente. 

Consecuentemente, la utilidad bruta creció 1% a/a con un margen bruto de 61.5%, el cual se expandió 100  puntos base. 

Los gastos operativos se redujeron en -0.4% a/a para totalizar $1,922 millones de pesos y con ello, la utilidad operativa  creció 1% a/a, sin embargo, el margen operativo por 22.7% se contrajo 40 puntos base. 

KIMBER reportó gastos por depreciación y amortización de $501 millones de pesos -2.1% a/a, asimismo, las inversiones  reportadas en Capex fueron inferiores en $44 millones de pesos a nuestro estimado de P$517 millones. 

Por lo tanto, el EBITDA reportado fue de $3,243 millones de pesos, al alza 1% a/a con un margen de 26.8% que se  contrajo 70 puntos base. 

La razón de deuda neta a EBITDA se redujo a 0.9x.

Actualizamos nuestro modelo de flujos descontados de KIMBER con los resultados del trimestre que fueron  ligeramente menores a nuestros estimados.