Grupo Industrial Saltillo registró cifras que reflejan el gradual relajamiento en las medidas de  confinamiento a nivel mundial y la reactivación en el especialmente castigado sector automotriz. 

Los ingresos consolidados del 2020-IV sumaron US$232 millones, para un incremento en su comparativo  anual de +13.7%. Dicha expansión fue generada principalmente por su negocio de autopartes que benefició los resultados de Draxton (+13.6% a/a).  

En la misma línea, la compañía fue capaz de registrar un fuerte aumento anual en su EBITDA de +129.4%, lo  que provocó una importante expansión en su margen EBITDA de 900 pb, para posicionarse en 16.8%. Es  importante mencionar que, si bien los resultados lucen muy favorecedores, resultado no solo de la gradual  reapertura del sector autopartes, hay que recordar que tanto Draxton como sus negocios de Construcción y  Hogar registraron fuertes retrocesos en anteriores trimestres por lo que, dichas cifras no deben sobre  estimarse. 

Respecto al apalancamiento de la empresa, la Deuda Neta sumó US$185 millones, para una contracción  anual de -13.9%, con lo que la razón de Deuda Neta a EBITDA se colocó en 1.9 veces, valor idéntico al nivel  que registrado durante el 2019-IV.  

Calificamos el reporte como positivo ya que la emisora ha dado señales de una gradual recuperación en sus  negocios, sin embargo, naturalmente los rezagos registrados anualmente aún dejan ver los estragos  provocados por la actual pandemia. (-16.6% en ingresos y -13.4% en EBITDA).