Quálitas Controladora es la principal aseguradora automotriz (y de camiones) de México. Sus operaciones internacionales, al cierre del 3T22, reportan aproximadamente el 9% de la prima emitida de la empresa, y las nacionales de aproximadamente el 91% del total, y sería esperable que estas proporciones se mantengan estables al cierre de 4T22 y a lo largo de 2023.

Según nuestras estimaciones, podría esperarse que la prima emitida (y retenida) del ejercicio del 4T22 aumente 14-15% a/a, aunque admitimos la posibilidad de que el crecimiento llegue a ser de un dígito alto; por efecto estacional, se esperaría que la emisión de primas fuera secuencialmente mayor que las del 3T22. Por otro lado, estimamos que la prima devengada podría observar aumentos de 10-11%a/a, o bien de un dígito alto.

Buena parte del crecimiento en emisión de primas podría ser inercial. Asimismo, la recuperación en ventas de automóviles nuevos impulsaría el cierre del 4T22 y parte de 2023. El crecimiento en emisión de primas se explicaría tanto a ajustes tarifarios y a mejoras en volumen. En ese sentido, esperaríamos que la disciplina de la emisora en materia tarifaria y de costos se refleje en crecimientos interanuales similares a los observados durante el 3T22. Aunque en 2023 podrían observarse cambios debido a ajustes salariales y de comisiones de los agentes.

La movilidad y su consecuente exposición vehicular aumentaron a niveles incluso superiores a los previos a la pandemia, lo que, aunado a los mayores costos de materiales y mano de obra, han propiciado elevados costos de siniestralidad. No obstante, el índice de siniestralidad de Q se encuentra en niveles similares a los de sus pares en la industria automotriz y, en algunos casos, en niveles inferiores. En ese sentido, esperaríamos que el índice de siniestralidad se mantenga estable en sus actuales niveles y cierre el 4T22 en 69-72%, y que observe una reducción gradual a lo largo de 2023 conforme se estabilice y reduzca la inflación.

Si bien no se esperaban los aumentos en las tasas de interés observados a lo largo de 2022, esperaríamos que la administración modificara sus estrategias para mejorar el Resultado Integral de Financiamiento (RIF) y revierta la pérdida en la valuación de inversiones o al menos la neutralice. Al respecto, cabe recordar que el RIF observó una contracción de -90.34% a/a durante el 3T22, debido a que la valuación de inversiones pasó de ganancias por P$43 millones durante el 3T21 a pérdidas por – P$355 millones durante el 3T22.

Por ello, esperaríamos que el RIF durante el 4T22 mostrara un comportamiento más acorde al observado durante 2021, y se ubicara en niveles cercanos a los observados durante el 4T21: P$620 millones; o bien, que se ubique en alrededor de P$600 millones. Si bien es cierto que ello no lograría que el RIF 12 meses del 4T22 supere al del 4T21, al menos sí se observaría un decremento de magnitud ligeramente menor respecto del retroceso del RIF 12 meses registrado durante el 3T22.

En última instancia, consideramos que la debilidad de los resultados de los trimestres previos seguirá causando que el ROE 12 meses se mantenga por debajo del objetivo de 20-25% que ha fijado la administración. Esperamos que se ubique en 10-12% al cierre del 4T22, pero que se recupere conforme el RIF de los trimestres de 2023 impulse el resultado neto, independientemente de si el resultado técnico se recupera paulatinamente o si permanece sin cambios, por lo que esperaríamos que se ubicara en torno al 14%-15% hacia el cierre del 4T23.

Resulta notable que el precio de las acciones de la emisora ha mostrado una importante recuperación que lo ha ubicado en niveles no vistos desde junio de 2022.

 

Analista
Eduardo Caballero