Grupo Financiero Banorte reportó sus resultados del cuarto trimestre de 2022 los cuales calificamos como excelentes debido a los crecimientos observados en utilidad neta impulsados principalmente por un mayor margen financiero. Además, cabe destacar la importante expansión observada en la cartera de crédito vigente y un índice de morosidad que aún se mantiene por debajo de su promedio histórico.

Los ingresos por intereses fueron de P$80,773 millones lo que representó un crecimiento de +50.3% respecto al mismo trimestre del 2021. De la misma manera, los gastos por intereses incrementaron en +81.8% a/a para finalizar en P$49,548 millones. Dichos incrementos fueron el reflejo, principalmente, de los incrementos observados en la tasa de referencia por parte de Banco de México.

Derivado de lo anterior, el margen financiero, o ingresos de intereses netos (IIN), fue de P$31,225 millones y presentó un aumento de +17.9% a/a. Dicha variación fue el resultado, como se mencionó anteriormente, al incremento en tasas por parte del banco central, mayores IIN de la cartera de crédito y un resultado positivo en valorización de divisas. Con ello, el margen de interés neto se ubicó en un nivel de 6.6%, cifra mayor en +50 p.b. respecto a su comparativa anual.

Las estimaciones preventivas para riesgos crediticios totalizaron P$3,632 millones y aumentaron +33.3% como resultado de mayores reservas de la cartera de consumo, que contrarrestó menores reservas de la cartera comercial. Sin embargo, dicho aumento en las reservas correspondientes a la cartera de consumo se encuentra alineado con los incrementos observados en la cartera. Como resultado de lo anterior, el costo de riesgo incrementó +28 p.b. a/a situándose en un nivel de 1.6%, tendiendo a una normalización de este indicador el cual se encontraba por debajo de su promedio histórico.

El rubro de ingresos (egresos) no financieros— que incluyen comisiones por servicios netas, los resultados del segmento de seguros y pensiones, el resultado por intermediación y otros ingresos (egresos) de la operación—representó un ingreso por P$691 millones que contrastó significativamente con el egreso por P$1,225 millones reportado el mismo trimestre del 2021. Este resultado fue consecuencia de un ligero crecimiento en las comisiones por servicios netas y un mejor desempeño en el negocio de seguros pensiones— aunque aún continúa presentando resultados negativos—, que contrarrestó menores ingresos por intermediación y un gasto mayor en el rubro de otros ingresos (egresos) de la operación.

Los gastos no financieros fueron de P$13,201 millones e incrementaron +11.5% a/a como resultado principalmente de mayores gastos de personal, mayores honorarios pagados y mayores gastos de rentas, depreciaciones y amortizaciones. A pesar de este incremento, el índice de eficiencia presentó una mejora respecto a su comparativa anual al disminuir -461 p.b. a/a para ubicarse en un nivel de 38.0%.

De esta manera, la utilidad neta fue de P$11,592 millones lo que representó un crecimiento de +27.9% respecto a lo reportado el mismo trimestre del 2021. Con ello, el nivel de rentabilidad de emisora— medido a través del retorno sobre capital (ROE)— presentó una expansión de +390 p.b. a/a y se situó en un nivel de 18.91%.

La cartera de crédito vigente, o cartera de crédito con riesgo de crédito etapa 1 y 2, totalizó P$919,881 millones y presentó un aumento de +12.0% a/a. Esta variación fue el resultado de mayores volúmenes en todos los segmentos de la cartera de crédito; principalmente el segmento de consumo el cual aumentó +15.0% a/a impulsado por mayores saldos en tarjetas de crédito, créditos de nómina y automotriz. Por otro lado, la cartera comercial, corporativa y de gobierno aumentaron anualmente en +12.7%, +4.8% y +11.3%, respectivamente.

Por otro lado, la cartera de crédito vencida, o cartera de crédito con riesgo de crédito etapa 3, incrementó +25.9% a/a y finalizó en P$9,973 millones. Este incremento fue resultado principalmente de mayores saldos en cartera vencida de la cartera comercial y de créditos de nómina. De esta manera, el índice de morosidad se expandió ligeramente al aumentar +12 p.b. y se ubicó en un nivel de 1.07%.