Mucho antes que el Buen Fin, en Estados Unidos se lleva a cabo el Black Friday, el viernes después del Día de Gracias, en donde inicia la temporada de descuentos previos a las fiestas decembrinas y en donde las personas aprovechan para realizar sus compras con los descuentos más fuertes del año.

Esta venta se denomina Black Friday, o “Viernes Negro”, pues se suponía que tras un año en donde las empresas acumulaban pérdidas, en esta venta finalmente se lograba tener una utilidad neta.

Como en varios aspectos de la vida cotidiana, la presencia del Covid, vino a cambiar la forma en la que se han llevado a cabo tradiciones por muchos años, entre ellas esta venta, la que ahora se comparte con las ventas en línea de manera mas intensa e incluso con un día especial de ventas llamado “Cyber Monday”, el lunes siguiente al Día de Acción de Gracias, en donde se tienen atractivos descuentos exclusivamente en las ventas en línea.

Este año, las expectativas iniciales para estas ventas anuales no reflejaban un gran optimismo debido al entorno que prevalece en Estados Unidos en donde un alto nivel de inflación ha modificado las decisiones de consumo de las personas quienes se enfocan mas en bienes de consumo básico que aquellos de consumo discrecional.

Entre las tiendas que mas expectativas generan en cuanto a descuentos y ventas para estos días están Walmart y Amazon, sin embargo, participan de manera activa otras tiendas como Target, Macy ́s y Kohl ́s entre otras.

En cuanto a las ventas realizadas en tiendas físicas, la expectativa es que se haya tenido una variación nula en ventas en un entorno que generó una baja disposición por el uso de efectivo y la búsqueda por comprar hoy y pagar en meses subsecuentes con promociones tipo “compra hoy y empieza a pagar en febrero del siguiente año”.

Se estima que el tráfico de clientes en centros comerciales cayó durante el Black Friday en -2.3%, en Outlets en -3.9% y en centros comerciales al aire libre en -0.5%.

El principal impulso vino entonces por las ventas en línea en donde se alcanzó una cifra récord de gasto en el Black Friday de US$9,120 millones lo que implica un crecimiento de +2.3% en comparación con el año anterior.

La Federación Nacional de Ventas al Menudeo anticipa que las ventas para esta temporada decembrina, incluyendo ventas en línea, tengan un crecimiento de entre 6% a 8%, en comparación con el 13.5% registrado el año anterior.

En cuanto a las ventas del Cyber Monday este año, se alcanzó un monto de US$11,300 millones con un crecimiento de 5.3% en comparación con el mismo día del año anterior.

Entre las principales categorías que se compraron en estas ventas según Adobe Analytics están:

< Electrónicos
< Juguetes
< Productos de inteligencia en el hogar
< Equipo de ejercicio
< Equipo de audio

Podemos ver como las ventas en línea han tomado una mucho mayor relevancia en el sector comercial en Estados Unidos y a nivel global. Las ventas en el Cyber Monday son aún mayores que las registradas en el Black Friday.

 

Analista
Cristina Morales