Al cierre de la jornada de ayer, el precio de la acción de Banco del Bajío cerró la jornada en un nivel de P$61.65, ubicándose en su nivel más alto desde que la emisora se volvió pública.

En lo que va del año, la acción ha presentado un incremento de +96.6% al cierre de la jornada de ayer, impulsado principalmente por los sólidos resultados trimestrales que presentó en cada uno de los tres trimestres que han transcurrido en el año.

Al cierre del tercer trimestre de 2022, la emisora presentó resultados favorables debido principalmente a una expansión en la utilidad neta, la cual estuvo beneficiada por una expansión en el margen financiero, menores reservas de crédito y un crecimiento moderado en la cartera de crédito vigente.

Al cierre de dicho trimestre, los ingresos por intereses fueron de P$7,139 millones lo que representó un crecimiento de +57.9% respecto al mismo trimestre del año anterior, debido principalmente a mayores ingresos por intereses de la cartera de crédito. De la misma manera, los gastos por intereses aumentaron +70.5% a/a para finalizar en P$2,842 millones.

De esta manera, el margen financiero fue de P$4,297 millones y creció 50.6% a/a. Con ello, el margen de interés neto se ubicó en un nivel de 6.1% y se expandió +170 p.b. a/a.

Las estimaciones preventivas para riesgos crediticios fueron de P$305 millones y disminuyeron -15.5% respecto a su comparativa anual.

Los gastos de venta, generales y administrativos fueron de P$1,783 millones y crecieron tan solo +4.1% a/a, beneficiados porque ya no se registraron en este rubro las cuotas pagadas al IPAB. Además, se observaron mayores gastos de salarios y beneficios a empleados, pago de PTU y mayores gastos de depreciación y amortización, principalmente.

De esta manera, la utilidad neta fue P$2,109 millones y aumentó +68.7% respecto a su comparativa anual. Con ello, el nivel de rentabilidad de la emisora mejoró—medido a través del retorno sobre capital (ROE)— al ubicarse en un nivel de 18.85%, expandiéndose +760 p.b. a/a.

La cartera de crédito vigente, o cartera de crédito con riesgo de crédito etapa 1 y 2, totalizó P$209,151 millones y aumentó +8.0% a/a. Este incremento fue impulsado por un crecimiento de +30.9% a/a en la cartera de consumo y de +8.2% a/a en la cartera comercial, mientras la cartera a la vivienda presentó un menor monto en -9.7% a/a.

La cartera vencida, o cartera de crédito con riesgo de crédito etapa 3, fue de P$2,513 millones y presentó una variación de +10.9% a/a. Resultado de lo anterior, el índice de morosidad se expandió solo +3 p.b. a/a, ubicándose en un nivel de 1.19%.

 

Analista
Manuel Zegbe