Durante el segundo trimestre las ventas totales de Target Corporation crecieron +3.5% en comparación con el mismo período del año anterior para llegar a US$26,037 millones.

Dicho crecimiento es parcialmente impulsado por un alza en las ventas mismas tiendas de 2.6% debido a un incremento en el número de transacciones de 2.7% y un nulo crecimiento en el ticket promedio de compra.

El 82.1% de las ventas se realizaron a través de las tiendas físicas mientras que las ventas originadas en e-commerce representaron el 17.9% con un crecimiento en ventas mismas tiendas de 9.0%.

En el segundo trimestre, el EBITDA fue de US$979 millones con un decremento de -68.5%. El margen EBITDA fue de 3.8% por debajo del 12.3% registrado en el segundo trimestre del año anterior.

El margen bruto llegó a 21.5% por debajo del 30.4% del año anterior. El margen operativo fue de 1.2% inferior al 9.8% del segundo trimestre de 2021.

La Utilidad por acción en el trimestre fue de US$0.39 para una baja de -89.2% trimestre a trimestre.

En el segundo trimestre del año, la empresa sigue enfrentando un entorno de altos costos, en especial de transporte y logística.

Adicionalmente, se tuvo desde el trimestre anterior un cambio, más rápido de lo esperado, en las decisiones de consumo de los clientes lo que ha resultado en un cambio en la mezcla de ventas de la empresa.

Ante un alto nivel de inflación y regreso a una completa movilidad, los consumidores se han enfocado más en productos perecederos, así como aquellos enfocados en viajes, dejando a un lado el consumo de bienes del hogar y nuevamente reduciendo las compras de ropa.

Esto ha ocasionado que la empresa se enfrente a niveles de inventario altos en categorías que han perdido dinamismo y teniendo que abastecerse en otras nuevas en un ambiente que de por sí aún tiene presiones en la cadena de suministro.

Para reducir el nivel de inventario se han tenido que reducir precios lo que afecta aún más a los márgenes de rentabilidad.

Hacia la segunda mitad del año, la empresa se encuentra trabajando con proveedores buscando agilizar entregas con un manejo más eficiente del nivel de inventario e iniciativas para que le tráfico de clientes siga creciendo, pero ahora con alza en el ticket promedio de compra.

La guía de la empresa para la segunda mitad del año es que se pueda tener un margen operativo que regrese a un nivel de 6% aunque aún por debajo del registrado en la segunda mitad de 2021.

 

Analista
Cristina Morales