Durante el segundo trimestre de 2022, los ingresos totales de Walmart fueron de US$152,859 millones para un crecimiento de 8.4% en comparación con el mismo período del año anterior.

La utilidad de operación fue de US$6,854 millones, -6.8% por debajo de la registrada en el segundo trimestre de 2021.

El margen bruto tuvo una baja de -132 puntos base en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo período del año anterior. El margen operativo fue de 4.48% por debajo en -73 puntos base trimestre a trimestre.

La presión viene por mayores descuentos en las ventas de mercancías generales, en especial en ropa. Así mismo, una mezcla de ventas que se enfoca más en perecederos en vez de mercancías generales, lo cual tiene un menor margen.

No toda la presión en costos se ha podido trasladar directamente al consumidor final lo cual ha presionado a la baja el margen bruto. Por el lado de gastos, se han tenido menos presiones en los gastos relacionados con Covid lo que fue parcialmente compensado con alzas en salarios que se han implementado en los últimos doce meses.

En el segundo trimestre del año, la utilidad por acción fue de US$1.88 con un crecimiento de 23.7% comparado con el mismo período del año anterior.

Las ventas en Estados Unidos tuvieron un crecimiento de 7.1% con un alza en ventas mismas tiendas de 6.5% impulsado principalmente por el ticket promedio de compra con un incremento de 5.5% y un crecimiento en el número de transacciones de 1%.

Las ventas de e-commerce crecieron 12% en el trimestre y aportaron 100 puntos base el crecimiento en ventas totales.

Se ha ganado una mayor participación de mercado en la categoría de perecederos reflejando la preferencia de los consumidores por las tiendas de Walmart en donde se sigue teniendo una gran percepción sobre la oferta de precios bajos.

Favorece este trimestre una fuerte campaña de Regreso a Clases y un impulso en las ventas de la marca propia.

Destaca el alza de 25.6% en el nivel de inventario reflejando aún un mayor nivel de costo de ventas y un mayor nivel de mercancías generales ante la preferencia de los consumidores por bienes de consumo básico debido al alto nivel de precios que prevalece.

En la división internacional, las ventas totales crecieron 5.7% trimestre a trimestre y, sin tomar en cuenta fluctuaciones cambiarias, el alza fue de 9.9%.

Se tuvo crecimiento en las operaciones de México, Canadá y China con la misma tendencia de mayor fortaleza en perecederos y un desempeño más débil en mercancías generales. Las ventas de e-commerce contribuyeron con 19% de las ventas totales.

El desempeño en los tres diferentes países de las ventas mismas tiendas fue desigual. En México, la mitad del impulso en ventas mismas tiendas fue debido al ticket promedio de compra y la mitad al tráfico de clientes.

En Canadá, toda el alza en ventas mismas tiendas fue por el crecimiento en el número de transacciones y, por el contrario, en China, toda el alza fue por el ticket promedio de compra debido a los cierres por Covid.

En cuanto a las operaciones de Sam´s Club, se tuvo un buen crecimiento en ventas durante el trimestre de 17.5% impulsado en su totalidad por un avance en las ventas mismas tiendas. Las ventas de e-commerce crecieron +25%.

El margen bruto de las operaciones de Sam´s Club tuvo una baja de -272 puntos base debido a una fuerte afectación en inventario al enfrentar altos descuentos y costos en la cadena de suministro y resurtido en las operaciones de e-commerce muy elevados, así como un cargo extraordinario por US$123 millones por reclasificación de inventario.

La empresa dio a conocer su guía de resultados para el tercer trimestre del año y año completo con una mejora en sus expectativas.

Para el tercer trimestre se espera un crecimiento en ventas totales de 5%, afectado por movimientos cambiarios en US$1,300 millones. Las ventas mismas tiendas de Walmart US, sin tomar en cuenta las ventas de gasolina se esperan en 3.0%.

La utilidad de operación se espera tenga una baja de entre -8 a -10% con un decremento en la UPA de entre -9 a -11%.

Para el año fiscal 2023 se espera un crecimiento en ventas totales de 4.5% y de 5.5% sin incluir las desinversiones hechas en los últimos doce meses. Para el año completo se anticipa un impacto de US$2,100 millones por efecto cambiario.

Para las operaciones de Estados Unidos se contempla que, en la segunda mitad del año se tenga un avance de 3.0% en las ventas mismas tiendas, con lo que se tendría un alza de 4% en todo el año.

La utilidad de operación se espera decrezca entre -9 y -10%, una mejora con respecto a la guía dada a conocer anteriormente de una baja de entre -11 a -13%. La UPA se estima disminuya entre -9 y -11%.

 

Analista
Cristina Morales