Durante el primer trimestre de 2022, los ingresos totales de Target Corporation fueron de US$25,170  millones para un crecimiento de 4% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. 

Las ventas mismas tiendas en el trimestre crecieron +3.3% por arriba de un 22.9% de crecimiento que se  tuvo en el primer trimestre del año anterior. 

Las ventas mismas tiendas en las unidades físicas crecieron 3.4% tras un alza de 18% el año anterior  mientras que las ventas mismas tiendas generadas de manera digital se incrementaron 3.2% sobre un  crecimiento de 50.2% en 2021. 

El incremento en ventas mismas tiendas es parcialmente impulsado por un alza en el tráfico de clientes de  4%. 

El 95% de las unidades de las ventas de Target se han abastecido directamente de las tiendas, las cuales  actúan como centros de distribución y permiten un ahorro en costos a la vez que disminuyen los tiempos  de entrega. 

La empresa se sigue beneficiando de un portafolio de multi categorías con mayores ventas y participación  de mercado en alimentos y bebidas, así como belleza. 

Esto compensó la baja en otras categorías como deportes y electrónicos los cuales tuvieron un fuerte  crecimiento durante la pandemia y ahora se desaceleran por el cambio de hábitos de los consumidores los  cuales ahora ya están enfocados en viajes y eventos que implican una mayor convivencia social.

Este cambio de preferencias implicó un desajuste en el nivel de inventario lo que llevó a liquidaciones de  mercancía de las categorías con una menor demanda y mayores costos para abastecer las categorías que  tuvieron una mayor demanda. 

A este incremento en costos, se sumaron mayores costos de transporte y almacenamiento, así como  disrupciones en la cadena de suministro. 

En el entorno laboral se tienen también mayores gastos debido a incrementos en compensaciones y un  requerimiento de más empleados en los centros de distribución. 

Con estos datos, el margen bruto se ubicó en 25.7% por debajo en -430 puntos base en comparación con el  registrado en el primer trimestre de 2021. 

La utilidad operativa durante el trimestre fue de US$1,346 millones con una baja de -43.3% con respecto al  primer trimestre de 2021. 

El margen operativo fue de 5.3% en el primer trimestre de 2022 con un decremento de -450 puntos base  comparado con el mismo trimestre del año anterior. La UPA en el primer trimestre fue de US$2.16 por  acción con una caída de -48.2%. 

Parte de la afectación en los resultados operativos se debe a un nivel de ventas menor a lo esperado lo que  no logró apalancar el mayor nivel de costos durante el trimestre. 

Debido a la rapidez con la que se incrementaron los costos, no se logró pasar parte o toda el alza al precio  final, afectando así los niveles de rentabilidad. 

La empresa espera que en lo que resta del año, se tenga todavía un impacto de US$1,000 millones debido a  mayores costos principalmente en la cadena de suministro y logística. 

Con esto, para 2022 se espera un crecimiento en ventas totales de 5% y actualiza su estimado de margen  operativo para el año a un nivel alrededor de 6%, por debajo del 8% estimado hace tres meses. 

Consideramos que el reporte es malo y el impacto que se tuvo en costos puede ser más duradero a lo largo  del año afectando los resultados hacia la segunda mitad del año. Será en 2023 cuando las medidas que esta  implementando la empresa, tengan resultados. 

Analista 

Cristina Morales