Durante el primer trimestre de 2022, los ingresos totales de Walmart Inc. crecieron +2.4% en comparación  con el mismo trimestre del año anterior para llegar a un nivel de US$141,569 millones. 

Los ingresos estuvieron por arriba de lo esperado a pesar de ser afectados por US$5,000 millones por la  reciente venta de las operaciones de Reino Unido y Japón. 

El principal impulso en ventas viene del crecimiento en las operaciones de Estados Unidos de 4.0% y un  aumento en Sam´s Club de 17.5% que compensaron una baja de -13% en los ingresos internacionales. 

A diferencia de la tendencia que se tuvo durante los meses en pandemia, el número de transacciones ya  tienen un mayor crecimiento lo que impulsa a las ventas mismas tiendas mientras que el ticket promedio  de compra muestra un menor avance. 

Se espera que el alto nivel de inflación eventualmente afecte al desempeño de los consumidores los cuales,  a la fecha, mantienen fortaleza. Parece que los consumidores de altos ingresos se mantienen resilientes a  los efectos inflacionarios mientras que aquellos de menores niveles de ingresos pueden ya empezar a  reflejar una mayor afectación lo que pudo haber afectado a la generación de ingresos de Walmart. 

En el trimestre, la utilidad operativa fue de US$5,318 millones con un decremento de -23% comparados  con el mismo período del año anterior. 

Adicionalmente, durante el mayor impacto por Covid, se tuvieron muchas ausencias por enfermedad lo  que ocasionó que la empresa contratara más empleados para cubrir esas bajas. Ante el regreso de la  mayoría de los empleados, se tuvo un alto número de empleados, lo cual ya ha sido solucionado. 

También, este trimestre se tuvo un menor nivel de inventario de mercancías generales en el primer  trimestre de 2022 lo que resultó en una mezcla menos favorable para el margen bruto. 

En el trimestre, se tuvieron mayores costos de contenedores y almacenamiento a pesar de que se han  tomado medidas para contener esta presión en costos. 

Finalmente, se enfrenta a un mayor precio de la gasolina y mayores costos de logística. 

El alza en costos fue más rápida de lo que la empresa pudo pasar ese incremento al precio final hacia el  cliente. Hacia el segundo trimestre del año, se espera que se pueda tener un mejor resultado en la  rentabilidad al haber podido pasar el alza en costos al consumidor. 

La UPA ajustada durante el trimestre fue de US$1.3, por debajo de las expectativas y con un decremento  de -23% en comparación con el mismo trimestre del año anterior. 

La empresa actualizó su guía de resultados para 2022 esperando un alza en ventas totales de 4% con un  incremento en ventas mismas tiendas de 3.5%. Se espera que la utilidad operativa baje -1% sin tomar en  cuenta fluctuaciones cambiarias y que la UPA tenga un decremento de -1%. 

Consideramos que el reporte no es favorable al presentar pues, a pesar de que se tuvo un buen  crecimiento en ventas, se tuvo una mayor presión en costos y gastos el cual no pudo ser trasladado al  consumidor y, por lo tanto, afectó la rentabilidad. 

La empresa ya está solucionando parte de los impactos que afectaron los resultados este trimestre con lo  que la expectativa para el segundo trimestre es que se logre mantener estabilidad en los márgenes de  rentabilidad. 

Analista 

Cristina Morales