El impulso de las acciones se dio en medio de la pandemia debido al buen desempeño en las operaciones  de la empresa. A los clientes les fue de utilidad las compras de artículos de alto volumen para disminuir el  número de visitas a las tiendas a la vez que se beneficiaron de medidas de higiene por arriba de las  requeridas por las autoridades. 

Las compras en línea también tuvieron un fuerte impulso con la agilidad de la empresa para disminuir los  tiempos de entrega y adaptar su inventario a productos necesarios para higiene, así como adaptación de la  vida al hogar. 

La utilidad operativa en el primer trimestre fiscal ascendió a US$21.693 millones por arriba en 18.4% en  comparación con el obtenido el mismo trimestre del año anterior. 

El margen operativo se ha mantenido sin cambios en 3.3%. Un control de gastos ha permitido compensar la  presión que se ha tenido por el alza en costos de gran parte de su inventario lo que, a su vez, se ha logrado  traspasar al consumidor final. 

La división internacional refleja algo de desaceleración en su crecimiento, en parte por el movimiento del  precio de las gasolinas ya que, excluyendo este efecto, el crecimiento hubiera sido de +9.6%. 

Sin embargo, hacia delante, la empresa enfrentará una base de comparación más fuerte lo que puede  empezar a limitar el ritmo de crecimiento actual. 

A pesar de que no esperamos que los fundamentales se vean impactados y creemos que se puede  mantener un crecimiento en ventas manteniendo el actual margen operativo, consideramos que el precio  de la acción ya tiene acumulado un alto rendimiento a la fecha. 

En el entorno actual, en donde se espera un inicio en el ciclo de alza en tasas por parte de la Fed,  posiblemente en marzo consideramos prudente tomar utilidades en Costco con lo que cambiamos nuestra  recomendación a Mantener con un precio objetivo al cierre de 2022 de US$580. 

Analista

Cristina Morales