El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal (FED) tomó la decisión  de mantener la tasa de fondos federales en un rango de 0.0%-0.25% de manera unánime. 

Dentro del comunicado se mencionó que, con el progreso de los planes de vacunación y el apoyo otorgado por el  gobierno, los principales indicadores de la actividad económica y el empleo continuaron fortaleciéndose. Los sectores  más afectados por la pandemia han mejorado en los últimos meses, pero continúan siendo afectados por el COVID-19.  Las ganancias en el empleo fueron sólidas en los meses recientes y la tasa de desempleo ha continuado disminuyendo. Desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia y la reapertura de la economía han seguido  contribuyendo a un aumento en los niveles de inflación. Las condiciones financieras generales siguen siendo  acomodaticias, en parte que refleja las medidas de política para apoyar la economía y el flujo de crédito a hogares y  empresas estadounidenses. 

Adicionalmente, mencionaron que la trayectoria de la economía dependerá del curso y evolución de la pandemia.  Además de ello, estiman que el progreso en los planes de vacunación y las reducciones en las restricciones a la oferta apoyen las continuas ganancias en la actividad económica y en el empleo, así como a reducir la inflación. 

La FOMC decidió mantener el rango objetivo para la tasa de fondos federales de 0.0% a 0.25% en busca de alcanzar  sus objetivos de máximo empleo y una tasa de inflación de largo plazo del 2%. Debido a que la inflación sobrepasó el  2% durante algún tiempo, el Comité espera que sea apropiado mantener este rango objetivo hasta que las condiciones  del mercado laboral hayan alcanzado niveles consistentes con las evaluaciones del Comité de máximo empleo

Jerome Powell mencionó en conferencia de prensa espera que los niveles altos en la inflación continúen observándose  en el siguiente año. 

Debido a los niveles observados en la inflación y el continuo mejoramiento en el empleo, la FOMC decidió aumentar en  mayor proporción la reducción mensual en la compra de activos del Tesoro en US$20,000 millones (US20 billion) y  US$10,000 millones (US$10 billion) en activos respaldados por hipotecas. Previo a este anuncio la reducción mensual era de US$10,000 millones y US$5,000 millones, respectivamente. 

Con esto, a inicios de enero del próximo año, el Comité incrementará su tenencia de activos del Tesoro en al menos  US$40,000 millones (US$40 billion) y para activos respaldados por hipotecas en al menos US$20,000 millones (US$20 billion). Durante diciembre, el Comité incrementó su tenencia de activos del Tesoro en al menos US$60,000 millones  (US$60 billion) y para activos respaldados por hipotecas en al menos US$30,000 millones (US$30 billion).

El Comité considera que estas reducciones mensuales de la misma magnitud en la compra de activos sea los más  apropiada; sin embargo, se mencionó que se encuentran preparados para ajustar el ritmo de compras si se justifican  por la dinámica en las perspectivas económicas. 

Las compras y tenencias de valores en curso de la Reserva Federal continuarán fomentando un mercado fluido,  condiciones financieras funcionales y acomodaticias apoyando así el flujo de crédito a hogares y empresas. 

Finalmente, en esta ocasión se actualizaron las proyecciones económicas, las cuales se presentaron por última vez  durante septiembre de 2021. Los principales cambios se observaron en las proyecciones de corto plazo y para 2022.  Para el cierre de 2021 se espera un menor crecimiento en el PIB real de 5.5% (antes 5.9%), una tasa de desempleo menor  y una inflación mayor a la anticipada. Adicionalmente, los mayores cambios para 2022 son en las proyecciones de  inflación e inflación subyacente, las cuales aumentaron en +40 p.b. cada una, respectivamente. 

Como hemos anticipado anteriormente, ante una tasa de inflación que se ha mantenido por encima del objetivo de  la FED durante un periodo prolongado, consideramos que el ciclo de alza en tasa comenzará durante el próximo año;  sin embargo, esperamos que esto se de manera ordenada y hacia la segunda mitad del año, además de que se estiman, por lo menos, tres incrementos en el año. No obstante, es importante mencionar que lo anterior se  encuentra sujeto a las próximas lecturas inflacionarias. 

Analista 

Manuel Zegbe