El 6 de diciembre se dio a conocer la lectura del tráfico de pasajeros de los grupos aeroportuarios y las aerolíneas nacionales al cierre de noviembre de 2021, en la que se observó una recuperación secuencial en el tráfico internacional, asociado al despliegue de campañas de vacunación y menores restricciones en ciertas regiones del mundo, además de beneficiarse por la temporada vacacional de invierno.
No obstante, el 24 de noviembre se notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una nueva variante del SARS-CoV-2, la cual se detectó por primera vez en muestras recolectadas en Botsuana y Sudáfrica, y se nombró a la nueva variante Ómicron y la clasificó como variante de preocupación, generando incertidumbre y volatilidad en los mercados globales ante un posible cierre de fronteras y económico similar al del año pasado, además de especular una posible disminución en el índice de movilidad nacional e internacional.

Por parte del tráfico nacional, se mostró una ligera recuperación, producto de la temporada vacacional, lo que benefició directamente a “los vuelos de placer y visitas familiares”.

Por parte de los vuelos metropolitanos, esperaríamos una reactivación en el transcurso del 2022, ante un posible regreso a reuniones corporativas presenciales por parte de la mayoría de las empresas que tienen presencia en nuestro país.
Las variaciones anuales presentadas a continuación son respecto al 2019, ya que muestran una base comparativa más razonable y no presenta una volatilidad alta comparada con la base del 2020 producto de las fuertes caídas provocadas por la pandemia.

Grupo Aeroportuario del Sureste (clave de cotización: ASUR) presentó un aumento de 7.2% anual en el tráfico de pasajeros consecuencia de los avances en los aeropuertos de Puerto Rico, Colombia y México.

El aeropuerto de Cancún se mantiene como el aeropuerto más importante para el grupo aeroportuario, el cual presentó avances en el rubro de pasajeros nacionales e internacionales, no obstante, estimamos mostraría un importante desempeño en el último mes del 2021 consecuencia de las vacaciones de invierno, las cuales por estacionalidad son las más importantes, ya que presentan la mayor afluencia de personas en todo el año.

Por otro lado, podemos observar que el aeropuerto de San Juan, Puerto Rico, mostró una recuperación anual en el tráfico doméstico; adicionalmente, Colombia también mostró avances en la mayoría de sus aeropuertos, principalmente en su tráfico doméstico.

Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) mostró un crecimiento marginal de 0.1% anual generado por un avance en el tráfico nacional pero con un retroceso en el tráfico internacional. El aeropuerto de Guadalajara reportó un retroceso en el rubro nacional a raíz de la disminución en los vuelos de trabajo, sin embargo, los aeropuertos de Tijuana y los Cabos mostraron una recuperación en esta categoría producto de la reactivación en los “vuelos de placer”.

Por otro lado, el tráfico internacional presentó una disminución secuencial al cierre de noviembre pasado derivado de la ligera disminución en la afluencia de personas provenientes de Canadá y Estados Unidos ante un posible temor por la nueva variante Ómicron, generando incertidumbre entre los vacacionistas provenientes de dichas regiones, no obstante, observamos un desempeño positivo en elrubro internacional por parte de Tijuana, Los Cabos y Puerto Vallarta.

Por parte del Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) mostró una disminución de 9.5% anual derivado del retroceso en el tráfico nacional, recordando que dicho rubro representa aproximadamente el 90% del total, por lo que esta caída fue provocada por las disminuciones del tráfico de pasajeros en los aeropuertos de Monterrey, Culiacán y Chihuahua.

Volaris mostró un incremento de 27.1% anual impulsado por las variaciones positivas del tráfico nacional e internacional. Por otro lado, Aeroméxico presentó una caída anual de 4.9% consecuencia de un retroceso en el rubro internacional.

Consideramos que la lectura del último mes del año podría mostrar un importante desempeño positivo, a pesar del temor generado por la nueva variante, ya que consideramos que no implicaría el mismo impacto que el Covid-19 que se vio el año pasado.
También consideramos que la lectura del tráfico nacional e internacional de pasajeros mostraría una menor volatilidad durante el próximo año y sería comparable respecto al 2021.

 

Analista 

Daniel Espejel