Grupo Aeroportuario del Centro Norte (clave de cotización: OMA) registró resultados regulares al cierre del  tercer trimestre de 2021. Los ingresos totales finalizaron en P$2,377 millones con un incremento de +95.9%  a/a que fue impulsado por los avances en el tráfico nacional (+106.2% a/a) e internacional (+329.0% a/a)  durante el trimestre.  

El segmento aeronáutico reflejó un aumento de +153.0% a/a consecuencia de los crecimientos en la afluencia  de personas en sus principales aeropuertos: Monterrey (+129.1% a/a), Culiacán (+61.4% a/a) y Chihuahua  (+102.7% a/a) durante el 3T21.

Es importante mencionar que el tráfico doméstico sigue representando un 90% del total, por lo que se vio  afectado en los últimos meses por la volatilidad que presentó el número de personas contagiadas en nuestro  país, lo que generó una disminución en los vuelos metropolitanos, esperando que puedan mostrar una  recuperación a principios de 2022.  

Por otro lado, el componente no aeronáutico mostró un avance de +98.1% a/a producto de los desempeños  positivos en actividades comerciales (+125.3% a/a), que a su vez fue impulsado por los aumentos en  estacionamientos (+140.4% a/a), restaurantes (+267.1% a/a) y arrendadora de autos (+112.1% a/a) por un  mayor número de personas en todos los aeropuertos que posee el grupo aeroportuario.  

Es importante mencionar que a partir del 2T20, el grupo aeroportuario otorgó un programa de descuentos  para los inquilinos comerciales en todos sus aeropuertos manteniéndose en los últimos trimestres, no  obstante, a partir del 3T21 ya no se implementó dicho programa por la reactivación en el tráfico de  pasajeros, esperando que los ingresos comerciales podrían mantener un desempeño positivo en el corto  plazo. 

Los costos de servicios de aeropuertos y gastos generales y de administración registraron un aumento de  +4.9% a/a principalmente por los incrementos en servicios contratados y servicios básicos, resultado del  crecimiento en el tráfico de pasajeros.  

Por lo tanto, el EBITDA ajustado finalizó el trimestre en P$1,473 millones, con un aumento de +241.0% a/a,  reflejando un margen EBITDA ajustado de 75.2% comparado con el 52.3% del mismo periodo de 2020. Por  otro lado, la utilidad neta finalizó el trimestre en P$812 millones, comparado con los P$69 millones del  tercer trimestre de 2020, mostrando un margen neto 34.2% que contrastó con el 5.7% del tercer trimestre  de 2020.

Por otro lado, la deuda total finalizó en P$4,993 millones con un incremento de +10.4% a/a y deuda neta de  P$310 millones con un retroceso de -79.4% a/a, reflejando razones de apalancamiento Deuda/EBITDA de 1.3x  y Deuda Neta/EBITDA de 0.1x. 

Durante el 3T21, las inversiones de capital, obras de mantenimiento mayor en el Plan Maestro de Desarrollo  vigente, así como las inversiones de capital estratégicas fueron por un total de P$524 millones, los cuales se  desglosan en P$417 millones de mejoras a bienes concesionados, P$86 millones de mantenimiento mayor,  P$20 millones de inversiones estratégicas y P$1 millón en otros conceptos. 

Durante el 4T20, la compañía recibió la aprobación del Programa Maestro de Desarrollo de cada una de sus  concesionarias para el periodo 2021-2025 por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC)  a través de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC).  

Dentro de dichas inversiones comprometidas, destacó la expansión del Aeropuerto Internacional de  Monterrey, esperando que dicha expansión se enfoque en cubrir la demanda de los aeropuertos de Santa  Lucía, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el aeropuerto de Toluca. Esperamos que dichas  inversiones no presenten un contratiempo y puedan llevarse a cabo a partir del primer trimestre de 2022, es  decir, que el nuevo aeropuerto en Santa Lucía inicie operaciones.

 

Analista 

Daniel Espejel