El pasado 09 de noviembre realizamos una nueva edición del Streaming en Punto en el cual invitamos al Banco del Bajío. Contamos con la presencia de Luis Quiroz (director de Relación con Inversionistas) y Angélica Muñoz  (subdirectora de Finanzas Corporativas) quienes nos presentaron temas acerca del banco, sus pilares  estratégicos, las acciones de la autoridad reguladora ante la contingencia de COVID-19 y sobre la información  financiera al tercer trimestre, entre otros temas. 

Iniciaron la presentación exponiendo la historia del banco: Banco del Bajío fue fundado en 1994 y está enfocado  en otorgar créditos a PyMEs y comerciales, dentro de sectores de bajo riesgo y alto crecimiento. La institución  es el tercer banco más grande controlado localmente en México con P$271,454 millones en activos.  Adicionalmente, es el octavo banco más grande del país en términos de cartera de crédito y depósitos, y en términos  de créditos al sector empresarial (cifras al cierre del 3T21), así como líder nacional en el sector de agronegocios. 

El banco cuenta con 1,129,405 clientes y tiene presencia en 29 de los 32 estados de la República Mexicana. Tiene  presencia en 85 ciudades del país y cuenta con 308 sucursales, siendo el estado de Guanajuato donde se  encuentran sus oficinas corporativas. 

La institución opera en los segmentos de crédito empresarial, PyMEs, financiamiento estructurado,  agronegocios, créditos gubernamentales, banca personal y de consumo, y banca hipotecaria y de vivienda.

Posteriormente, nos comentaron sobre los cinco pilares estratégicos del banco: 

  1. Conservar una sólida calidad de activos: al cierre del tercer trimestre del presente año, BBAJIO presentó  un índice de morosidad de 1.16% nivel por debajo de lo observado en el sector e inferior al índice de  morosidad de los principales bancos del país (Scotiabank, HSBC, Santander, Citibanamex, BBVA,  Banregio, entre otros). Asimismo, la tasa de deterioro ajustada (TDA)1se ubicó en un nivel de 1.75% por  debajo de lo observado en el sector y de los bancos mencionados previamente. 

Adicionalmente, comentaron que uno de los objetivos del banco hacía 2025 será continuar manteniendo  una calidad de crédito aun cuando piensan impulsar el crecimiento de la banca de consumo, el cual es  un segmento más riesgoso. Mencionaron que el banco siempre privilegiará conservar una sana calidad  de activo sobre el crecimiento de la cartera manteniendo una estricta disciplina en el otorgamiento del  crédito.

  1. Mantener e incrementar su liderazgo en la banca empresarial: Banco del Bajío es un banco enfocado  al crédito empresarial, alrededor del 80% de su cartera total está enfocada a dicho segmento. Nos  comentaron que dentro del sistema bancario mexicano la cartera comercial es la cartera con más peso,  esto debido a que las empresas atienden sus necesidades de fondeo con la banca; a diferencia de lo  observado en mercados desarrollados, donde las empresas se fondean a través del mercado de capitales  (deuda y capital). Adicionalmente, nos comentaron que el banco se enfocará al otorgamiento de  empresas mediana, puesto que este tipo de empresas tienen en menor acceso al crédito. 
  2. Continuar avanzando en la transformación digital: el banco ha enfocado sus esfuerzos al crecimiento  digital debido a las nuevas necesidades. El banco viene realizando inversiones en este segmento desde  2017 invirtiendo en analítica de datos, durante el 2020 lanzaron su aplicación móvil para personas  físicas, se encuentran en el proceso de migrar a las compañías y PyMes a las nuevas soluciones digitales  esperando finalizar durante el primer trimestre de 2022 y esperan proporcionar servicios diferenciados  para que el otorgamiento, desde la apertura, se pueda realizar a través de los canales digitales. 
  3. Impulsar el crecimiento de la banca de consumo y PyMEs: como parte de la estrategia hacia 2025, el  banco tiene como objetivo aumentar su exposición en la cartera de consumo, así como promover el  crédito a PyMEs de menor tamaño. Para finales de 2025 esperarían que la banca de consumo represente  el 5% de la cartera total (1.5% al cierre 3T21).
  4. Crecer su base de clientes y potenciar la venta cruzada: la institución ha enfocado sus esfuerzos de  crecimiento a través del otorgamiento de productos en venta cruzada, es decir ofrecer distintos  productos a clientes ya existentes dentro del banco. Esto generaría un crecimiento en la cartera de  crédito, así como en los ingresos no financieros. Adicionalmente, mencionaron que la base de clientes  del banco ha presentado un crecimiento promedio anual del 11% y esperan que este crecimiento se  mantenga en el futuro.

    Enseguida, continuaron su presentación destacando el desempeño del banco durante el 2020, año en el que  inició la pandemia y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) realizó dos políticas públicas para apoyar  el acceso al crédito a las personas y empresas, y aminorar el efecto que este pudiera haber causado en las  carteras de los bancos. 

    En primer lugar, la CNBV estableció los criterios contables especiales, en los cuales los acreditados podrían opcionalmente aplazar los pagos de intereses y capital por hasta seis meses sin caer en cartera vencida. Al cierre  del tercer trimestre de 2020, la cartera adherida a este programa fue de P$47,116 millones que representa el  26.4% de la cartera total. Al cierre del 2020 el 98% de la cartera adherida al programa de diferimiento de pagos  ya había continuado realizando sus pagos. El índice de morosidad del banco no se vio afectado por este  programa, ya que el desempeño de este indicador fue excelente antes, durante y después del cierre del plan de  diferimiento de pagos. 

    En segundo lugar, la otra política pública implementada fue recomendar a los bancos detener el pago de  dividendos con la intención de que el capital de estas instituciones no se viera afectado. Al cierre del 3T21, el  índice de capitalización del banco se situó en un nivel de 18.26% a pesar de que el pasado 10 de mayo de 2021  distribuye un dividendo de alrededor de P$2,200 millones correspondiente al 25% de la utilidad neta del periodo  2019-2020. El 99.98% del capital del banco es TIER 1, es decir capital de la más alta calidad. 

    Sin embargo, nos mencionaron que el nivel actual del índice de capitalización se encuentra muy alto, por lo que  el banco tiene la intención de repartir hacia finales del año otro dividendo de hasta P$2,200 millones, en caso  de que el regulador se los permitiera. Nos comentaron que el objetivo del índice de capitalización sería ubicarlo  en un nivel cercano al 14.0%. 

    Posteriormente, comentaron sobre los resultados del banco al cierre del tercer trimestre de 2021:

    Finalmente, después de que el equipo de BBAJIO concluye con su exposición, realizamos una sesión de  preguntas y respuestas: 

    • Los cuestionamos acerca de una posible liberación de reservas en los próximos trimestres debido a que  el banco cuenta con un índice de cobertura por encima de lo observado en el sector. Nos comentaron  que si bien no observaremos una liberación de reservas en los próximos trimestres, ante el buen  comportamiento en la cartera vencida las reservas adicionales hechas con anterioridad podrían  disminuir la creación de reservas en el futuro. 
    • Por otro lado, les preguntamos acerca de cuál fue el porcentaje de la cartera de PyMEs por sector que  más se vio afectado durante la pandemia. Respondieron que no contaban con el porcentaje exacto por  sector, pero señalaron que la cartera de PyMEs mostró una mejor resiliencia que la esperada, si bien  sectores como consumo, hotelero, construcción a la vivienda, entre otros se vieron afectados, en  general la cartera de PyMEs continuó expandiéndose durante la pandemia. 

    Finalmente, les preguntamos acerca de cuál es la estrategia del banco para que el costo de fondeo no  fuera tan sensible ante un posible escenario de alzas en la tasa de referencia por parte de Banco de  México. Respondieron que la estrategia será seguir creciendo la captación barata o depósitos a la vista.

Analista 

Manuel Zegbe