Simon Property Group mostró resultados al tercer trimestre del año influenciados por la reapertura de la mayoría de sus propiedades en Estados Unidos. La ocupación promedio se mantuvo en niveles sólidos del 91.4% al cierre del trimestre en revisión en las más de 200 propiedades retail del portafolio.

El Fideicomiso destacó que las operaciones se encuentran en plena capacidad para recibir el efecto estacional de finales de año. Por otro lado, al 6 de noviembre pasado, se señaló que SIMON recolectó cerca del 80% de las rentas correspondientes al trimestre inmediato anterior (2T20). Cabe mencionar que la renta base mínima del portafolio fue de 56.13 de dólares por pie cuadrado, es decir, un incremento de 2.9% al año anterior.

Se consideran estos eventos como positivos con base en la coyuntura actual, en donde la Compañía reflejó una reactivación importante que sugiere una tendencia acelerada para lograr niveles de ingresos pre-Covid hacia la primera mitad del próximo año, con base en nuestros estimados.

Los ingresos totales del trimestre fueron de 1,060 millones de dólares, para un retroceso de -25% al año anterior, en su mayoría explicado por menores ingresos por rentas. Las cuentas por cobrar de la Compañía incrementaron a 1,082 millones de dólares, desde 669 millones de dólares en el 3T19. No obstante, esta cifra se ubicó por debajo del trimestre inmediato anterior, lo que sugeriría menores concesiones y descuentos a los inquilinos del portafolio.

En cuanto a los gastos de operación, se obtuvo una reducción del 7.6% comparado con el mismo trimestre del año anterior entre los cuales destacaron la reducción de gastos de operación de propiedades, publicidad, oficinas, administración, reparación y mantenimiento.

Los Fondos de Operación (FF0, por sus siglas en inglés) sumaron 723 millones de dólares en el trimestre, lo que implicó una variación de -33% a/a.

De acuerdo con nuestros cálculos, la razón de apalancamiento Loan to Value (Deuda/Activos Totales) fue de 80%; sin reflejar cambios importantesrespecto al trimestre inmediato anterior. La Deuda total fue de 25,204 millones de dólares, a una tasa promedio ponderada de 3.16%.

La emisora comunicó que, a pesar de afirmar que “lo peor ha quedado atrás”, no esperamos un incremento en el pago de dividendos para el 4Q20. El 23 de octubre pasado se pagaron 1.3 dólares por certificado. Lo anterior
equivaldría a un dividend yield de 9.3% bajo los precios actuales de mercado e integrando las distribuciones de los últimos 12 meses.