Cambiar inversiones

July 8, 2019

Movimientos impulsivos

Invertir implica asumir riesgos y salir de tu zona de confort. Tienes que asegurarte de conocer tu capacidad financiera y emocional para asumir el viaje y reconocer los riesgos de inversión que estás tomando.

Invertir puede implicar una fuerte carga emocional que puede influir en la toma de decisiones y por lo mismo mi recomendación es contar con un buen asesor capaz de ayudarte a construir un plan que funcione independientemente de tu estado emocional, sólo así evitarás hacer movimientos por impulso en tus inversiones.

 

Basta con navegar por internet para encontrar un montón de información que puede hacerte dudar sobre si tus inversiones están en el camino correcto, pero sería absurdo tratar de mantener el ritmo. La clave es analizar y separar la información valiosa de todo el ruido. Los inversionistas experimentados reúnen información de varias fuentes independientes y llevan a cabo su propia investigación y análisis. Guiarse por las noticias como una única fuente de análisis de la inversión es un error común, ya que en el momento en que la información es pública, ya se ha fijado el precio de mercado.

 

En las inversiones la paciencia es una virtud, pues a menudo se necesita tiempo para obtener los máximos beneficios. Modificar constantemente tu estrategia puede no ser una buena idea y repercutir en los rendimientos de tus inversiones.

 

Asegúrate de siempre estar bien enfocado y utilizar tus impulsos como señal para obtener más información sobre los activos que tienes, en vez de que estos sean un motivo para hacer movimientos abruptos con tu dinero.

 

Una forma de mantener tus impulsos a raya es manteniendo una cartera bien diversificada. Por ejemplo, no inviertas en empresas emisoras o fibras del mismo sector, pueden ser vulnerables a una crisis de la industria. Cuando hagas el análisis de las empresas emisoras en las que estás invirtiendo también investiga en qué subindustrias enfocan sus compras para saber si están teniendo ganancias.

 

En resumen; en las inversiones como en la vida “si no tienes claro a dónde vas, probablemente terminarás en otro lugar". Si tienes objetivos perfectamente definidos, un plan bien delineado y una estrategia clara, tus impulsos no se interpondrán en el alcance de tus resultados.


Notas Relacionadas

Fondos de inversion Tres cosas que debes saber sobre lo...
Ricky Lorenzo
Si estás evaluando opciones para capitalizarte, segurament... leer más
BMV Bolsa Mexicana de Valores celebra 1...
Ricky Lorenzo
Con la celebración de los 125 años de la fundación de la... leer más