Estrategias de ahorro en el hogar

June 12, 2019

ahorro hogar punto casa de bolsa

Si eres de las personas que apenas recibe la quincena y ya está pensando en qué gastarla, o incluso ya debe buena parte de ella, y además tienes hijos, este post te interesará.  

Para muchos el hábito del ahorro es algo que no tiene sentido o no saben cómo lograrlo (porque no les alcanza, porque tiene muchos gastos, porque ¿para qué?); sin embargo mantener la salud de las finanzas familiares te ayudará a no tener sobresaltos y alcanzar objetivos comunes: vacaciones, educación para los hijos, comprar una casa, tranquilidad familiar.  

Ahorrar en familia debe ser un hábito que permee las actividades de todos sus integrantes y como todo hábito es algo que se puede aprender. Ten en mente que ahorrar no siempre es fácil, ya que implica guardar el dinero del que dispones hoy en vez de comprar o hacer algo que deseas mucho.  

MANOS AL AHORRO  

Conoce tus ingresos y gastos  

Registren todos los ingresos familiares: salarios (de todas las personas que aporten al presupuesto familiar), cobro de rentas, comisiones, etcétera. Esto les permitirá saber cuánto dinero es el que mes con mes tienen disponible.  

Revisen cuáles son los gastos fijos y variables de la familia. Los fijos son aquellos que pase lo que pase tendrán que realizar: renta, servicios como luz y agua, despensa, colegiaturas; los variables son aquellos que no necesariamente tienen que pagar cada mes sino sólo cuando se presenta una situación particular: cine, restaurantes, regalos de cumpleaños.  

La diferencia entre los ingresos y la suma de los gastos fijos y variables es la cantidad al mes que puede estar destinada al ahorro. Si la diferencia es negativa o casi cero, es necesario hacer un análisis para identificar aquellos gastos que puedan ser eliminados y destinar esa parte al ahorro.  

Define un porcentaje de ahorro

Una buena práctica es destinar el 5% o 10% del ingreso al ahorro, quizá pudiera parecer poco, pero el dinero ahorrado e invertido con planificación y prudencia, crece. Lo importante es comenzar a guardar dinero, cada centavo cuenta.  

Tengan siempre una meta

Ahorrar no siempre es sencillo, por lo que es importante tener definido cuál es el propósito de guardar dinero. Las metas deben ser realistas para no perder la motivación porque no es posible conseguirlas.  

El enganche para un coche, unas vacaciones, alguna remodelación, una casa propia, tener un “colchoncito” para imprevistos. Empiecen por metas fáciles de alcanzar y conforme vayan teniendo el hábito de ahorrar aumenten la complejidad de éstas.  

Estrategias para ahorrar

Fijarte una meta, ser organizado y constante, así como pensar antes de hacer cualquier gasto y resistir las tentaciones, son sólo algunas de las estrategias que pueden aplicar todos los integrantes de la familia para ahorrar.  

Revisa estos tips y ponlos en práctica:  

Para decidir dónde comprar, compara el precio en al menos tres tiendas. Puede ser que acudas directamente al establecimiento o ingreses a su página de internet. Además, compara las características del producto: materiales, durabilidad, componentes, etc.  

Distingue entre necesidades y deseos. Si tienes hambre pero sólo quieres comer en determinado restaurante, o necesitas tenis pero sólo quieres la marca de moda, ¡Cuidado! primero satisface tus necesidades y ahorra para tus deseos.  

Controla tus deseos. Éstos son infinitos pero el dinero no; si compras lo primero que se te antoja o lo que tienen los demás, acabarás con tu dinero más rápido de lo que crees.  

No quieras comprar todo lo que te encuentres en la tienda. Piensa en el tiempo que has ahorrado tu dinero como para gastarlo en un sólo momento.   

No te dejes llevar por las promociones. Analiza si el producto realmente te hace falta.  

Adquiere los productos en el mercado formal, pues si tu producto tiene algún defecto sabrás dónde está la tienda para reclamar. Mantente sano y evita accidentes.

Cuídate donde estés; come correctamente y visita al médico para prevenir enfermedades. Así no gastarás en medicinas o tratamientos costosos.  

Cuida las cosas que tienes. Dales un uso correcto, repara, recicla, reutiliza y comparte las cosas para no gastar de más. Si ya no las quieres: regala, dona o intercambia, otras personas las pueden necesitar, también puedes venderlas y ahorrar ese dinero.

Notas Relacionadas

Zonas más seguras de la Ciudad de México Zonas más seguras de la Ciudad de ...
Estefanía Cardozo
La seguridad es uno de los principales factores de decisió... leer más
Mujeres destacadas Las mujeres más destacadas del sec...
Estefanía Cardozo
Christine Lagarde, quien hasta hace poco presidía el Fondo... leer más