¿Cómo manejar el miedo al fracaso para emprender?

June 11, 2019

miedo al fracaso punto casa de bolsa

"Es difícil fallar, pero es peor nunca haber intentado tener éxito",  Theodore Roosevelt

 

El 87% de los mexicanos considera el miedo al fracaso como el mayor obstáculo que les impide animarse a emprender un negocio, señala el Reporte Global de Emprendedores, elaborado por la empresa de ventas directas Amway México.

 

Los factores que alimentan este temor son ya bien conocidos: la desinformación financiera, dudas y trabas legales, el desempleo y la decepción personal. A pesar de esto, la actitud positiva hacia el emprendimiento de los mexicanos es una de las principales fuerzas que tienen los jóvenes para iniciar su propio negocio.

 

Hugh Laurie, el músico y actor conocido por haberle dado vida al inolvidable Dr. House, escribió una vez en su perfil de Facebook: “Creo que es terrible esperar en la vida hasta que estés listo. Ahora mismo tengo la sensación de que en realidad nadie nunca está listo para hacer nada. No existe algo así como listo. Solo existe el ahora. Y puedes hacerlo ahora. Lo digo con tanta confianza como si estuviera a punto de saltar del bungee o algo así — no lo voy a hacer. No soy un tomador de riesgos enloquecido. Pero creo que, en términos generales, ahora es un momento tan bueno como cualquier otro.”

 

Encuentro en estas palabras la clave para vencer el miedo no sólo a emprender, sino prácticamente a cualquier cosa. Hacer las cosas ahora, sin reparar tanto en las miles de historias que existen alrededor de cada decisión que tomamos en la vida.

 

Aquellos que se atreven a emprender lo hacen con el miedo como compañero de viaje; duerme con ellos, los acompaña en sus juntas de trabajo y en sus pitchs para conseguir financiamiento.

 

Bien manejado el miedo no es malo. El miedo nos ayuda a sobrevivir alejándonos del peligro, de ahí la importancia de reconocerlo, darle su sitio como el compañero que nos ayuda a seguir vivos, a parar y evaluar riesgos y posibilidades de éxito.

 

Sin embargo, siempre existe escalofrío que permea los sueños, nos hace sucumbir ante el temor y paralizarnos ante el cambio. Elon Musk, el flamante fundador de la compañía de autos eléctricos Tesla, vio a su empresa casi quebrar en la crisis automotriz del 2008. Tuvo que poner todo su dinero y pedirle préstamos a amigos para mantenerla a flote. Hoy, pese a todo, sigue cosechando buenos resultados

 

Reid Hoffman, el fundador de LinkedIn, tardó más de 15 años en crear esta empresa. Muchas veces ha hablado abiertamente de las innumerables ocasiones en que casi quiebra antes de encontrar el camino al crecimiento con una funcionalidad que permitía importar emails.

 

Ya lo dijo Henry Ford, el fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción en masa que revolucionó el transporte y la industria en todo el mundo: el fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia.

Notas Relacionadas

commodities ¿Qué son y cuál es la importanci...
Sebastian Gaytán
El maíz, el algodón, el café y el cobre tienen algo en c... leer más
Derivados financiero Derivados financieros: qué son y p...
Sebastian Gaytán
“Más vale prevenir que lamentar”, es un dicho popular ... leer más