blog sitio-PCB viajes

February 20, 2019

Busto de Benito Juárez a la entrada de su biblioteca / Foto: Archivo

Los mexicanos ni opinamos porque no somos parte de las potencias que delinean las ideas del futuro; desafortunadamente somos consumidores, no desarrolladores de herramientas sofisticadas, aunque nos duela. Todavía no tenemos la historia de éxito de dos mexicanos que en un garage de Satélite lograron fundar una empresa multimillonaria de software

Desde hace años se ha dado una guerra en el campo de la tecnología entre los chinos, estadounidenses, coreanos y rusos. Una batalla que comienza a crear islas que preocupan, porque su aislamiento tiene que ver con política.

Mientras en México y en otros países menos desarrollados deseamos lo que el canal de publicidad nos arroja, en China o Corea del Sur los desarrollos que no tienen contenido local elevado son prohibidos. 

Los asiáticos prohíben también tecnologías que consideran que pueden robarle secretos de estado al gobierno. Si vas a Beijing, es muy probable que no puedas usar ningún producto de Google. Allá eso está bloqueado. No existe. Y si vas a trabajar y dependes de esas herramientas, estás en problemas, te lo digo por experiencia.

Les cuento esto porque un gran escándalo volvió a presentarse en el mundo de la tecnología en septiembre. El gobierno estadounidense prohibió el uso de la tecnología de Kaspersky. En medio de las discusiones y críticas que ha sufrido el gobierno de Trump, porque supuestamente fue apoyado por rusos para hacerse de la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Interior ordenó a todas las agencias federales descontinuar el uso de productos de Kaspersky Labs. Les dio 90 días para hacerlo el pasado 13 de septiembre. Dicen que se compromete la seguridad nacional. Es lo mismo que pasó hace unos años con la tecnología de la china Huawei en esa nación, fue muy golpeada por la desconfianza. Las autoridades, a veces impulsadas por reportes del FBI, creen que no poseer los secretos tecnológicos de empresas extranjeras los hacen vulnerables.

Mientras eso pasa en el mundo y se gestan reclamos y contraataques en el territorio comercial, en los países menos avanzados, como México, seguimos comprando todo sin preguntarnos nada. Simplemente nos quedamos sonriendo en una posición desafortunada. Creemos que compramos un pedazo de futuro, luego de que nuestro pariente el ingeniero nos dice que ese producto es la solución a nuestros problemas. Si estás molesto porque te comento esto, mira la tecnología que te rodea. Si es un asunto de seguridad nacional, estamos en problemas. 

Postdata: ni se sorprendan con las notas de espionaje cibernético en México... 

Notas Relacionadas

AMLO blog financiero de prueba 2
Koichi García
... leer más
juan carlos acosta vla blog financiero de prueba
Koichi García
... leer más